Los prorrusos completan el repliegue de su armamento pesado

Un tanque dañado en la localidad de Debáltsevo. /
Un tanque dañado en la localidad de Debáltsevo.

Se trata del segundo de los trece puntos que contemplan los acuerdos firmados en Minsk el 12 de febrero con la aprobación de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia

EFEDONETSK

Las milicias separatistas prorrusas han anunciado que han completado el repliegue de su armamento pesado de la línea de separación de fuerzas en la zona del conflicto en el este de Ucrania.

"El ejército de la república popular de Donetsk ha concluido la retirada de su armamento pesado en presencia de observadores de la OSCE (Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa)", ha dicho a la prensa el subjefe de las milicias de la entidad separatista, Eduard Basurin. Una declaración similar ha hecho la jefatura de la vecina y también autoproclamada república popular de Lugansk. "La retirada (del armamento pesado) se ha completado. En estos momentos se ultiman los detalles técnicos relacionados con su emplazamiento", dijo a la agencia rusa Interfax y jefe del gobierno separatista de Lugansk, Guennadi Tsiplakov.

La misión especial de la OSCE ha confirmado que tanto las milicias separatistas como las tropas ucranianas retiran su armamento pesado de amplio sectores del frente.

El repliegue de este tipo de armamento es el segundo de los trece puntos que contemplan los acuerdos firmados en Minsk el 12 de febrero pasado con la aprobación de Ucrania, Rusia, Alemania y Francia. La medida busca crear a lo largo de la línea de separación de fuerzas una franja de al menos 50 kilómetros de ancho libre de armamento pesado. Según la OSCE, la gran extensión del territorio del que debe retirarse la artillería y otro armamento pesado dificulta enormemente la verificación del repliegue. Ayer, el presidente de Ucrania, Petró Poroshenko, declaró el incremento del número de miembros de la misión de la OSCE de 350 a 500 es "claramente insuficiente".