Putin anuncia un alto el fuego en Ucrania desde el domingo

Putin, Hollande, Merkel y Poroshenko. /
Putin, Hollande, Merkel y Poroshenko.

"Hemos llegado a un acuerdo sobre lo fundamental", señala el presidente ruso, que ha comparecido solo ante los periodistas en la cumbre de Minsk, en la que han participado también los líderes de Ucrania, Alemania y Francia

RAFAEL M. MAÑUECOCORRESPONSAL EN MOSCÚ

Tras casi quince horas y media de tensas y difíciles negociaciones, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha anunciado la consecución de un acuerdo "sobre lo fundamental" entre su país, Ucrania, Alemania y Francia para acabar con el conflicto en el este de Ucrania. Según Putin, que ha comparecido sin la compañía del resto de los participantes en la cumbre, la primera medida que los beligerantes deben aplicar es un alto el fuego que entrará en vigor a las cero horas de este domingo.

noticias relacionadas

El segundo punto acordado, ha proseguido el presidente ruso, prevé la retirada del armamento pesado de la actual línea de frente hasta las posiciones que fueron acordadas el pasado mes de septiembre. Putin ha dicho también que Kiev se ha comprometido a acometer una "reforma constitucional" que recoja los derechos y aspiraciones de la población del este de Ucrania. Según sus palabras, en la reunión se han consensuado además cuestiones relacionadas con el control de la frontera con Rusia de las regiones de Donetsk y Lugansk, aunque no ha aportado detalles, y con la situación humanitaria que sufren los habitantes de la zona.

El jefe del Kremlin ha explicado que las conversaciones han sido tan largas y complicadas "debido a que Ucrania continúa negándose a mantener contactos directos con las milicias" separatistas. Putin considera que, si bien es cierto que nadie los reconoce, "la realidad aconseja tenerlos en cuenta" para avanzar hacia la paz.

El máximo dirigente ruso ha dado a entender que en Debáltsevo, estratégica ciudad al noreste de Donetsk en donde no cesan los combates desde hace dos semanas, puede haber problemas a la hora de lograr un cese de las hostilidades. Putin ha dicho que los rebeldes y las tropas de Kiev tienen puntos de vista contrapuestos sobre la situación sobre el terreno. Ha explicado que, mientras los insurgentes aseguran tener allí rodeado a un contingente del Ejército ucraniano de entre 6.000 y 8.000 efectivos, Kiev lo niega.

El presidente ucraniano, Piotr Poroshenko, ha afirmado que "no fue nada fácil" consensuar el acuerdo. "No fue nada fácil, de hecho se nos plantearon todo tipo condiciones inaceptables: concesiones retiradas", ha dicho el líder ucraniano a la prensa al término de la reunión. Ha subrayado que en las negociaciones Ucrania "no cedió ante el ultimátum" e impuso su postura de que "el alto el fuego debe establecerse sin ningún tipo de condiciones previas".

Mientras se desarrollaban las conversaciones, distintas fuentes sostenían que los prorrusos, reunidos con el resto de los miembros del Grupos de Contacto en la residencia del presidente bielorruso, rechazaban lo acordado por Putin, Poroshenko, François Hollande y Angela Merkel.

Aunque, en definitiva, según Putin, ayer se logró consensuar dos documentos, uno en el seno del Grupo de Contacto y otro entre los líderes de Rusia, Ucrania, Alemania y Francia.

El actual proceso de paz comenzó la semana pasada cuando Merkel y Hollande lanzaron su iniciativa. Viajaron el jueves a Kiev y el viernes a Moscú. El domingo acordaron por teléfono celebrar la cumbre que acabó esta mañana, cuya preparación ha venido llevándose a cabo intensamente el lunes y el martes en Berlín y Minsk.