Concluye el traslado en helicóptero de la grúa para la obra del Faro

El helicóptero ha realizado 33 viajes para trasladar todo el material a la isla. / Morquecho

Han sido necesarios un total de 33 viajes para llevar otras tantas piezas a la isla Santa Clara

ALBERTO MOYANO y AINHOA MÚGICA

Minutos antes de las diez de la mañana ha emprendido el primero de sus 33 vuelos el helicóptero que ha trasladado en piezas la grúa a la isla de Santa Clara de San Sebastián para las obras en la Casa del Faro. El aparato, que ha llegado al Paseo Nuevo sobre las 8.30, ha transportado desmontada y a lo largo de toda la mañana una grúa de 38 toneladas que servirá para acometer la obra de acondicionamiento de la Casa del Faro de la isla, que acogerá la escultura de Cristina Iglesias.

El Paseo Nuevo ha permanecido cerrado al tránsito de vehículos y peatones tanto desde la plaza Jacques Cousteau por la zona del muelle como desde la escultura de Oteiza hasta las 15.00 horas. En total han sido 33 vuelos con otras tantas piezas de entre 700 y 1.250 kilos de peso colgadas de uno de los nueve helicópteros de la empresa catalana Helitrans Pyrinees.

Desde primera hora de la mañana, han sido numerosos los curiosos que se han apostado en lo alto de Urgull y en las inmediaciones del Paseo para asistir a las maniobras de traslado, cuyos vuelos cubren los cerca de 500 metros de distancia hasta el Faro en apenas un minuto entre ida y vuelta. Entre ellos se encontraba Javi que se ha encontrado por casualidad el traslado del material y se ha quedado a verlo porque es «una novedad, es algo significativo». A Aitor, sin embargo, no le ha pillado por sorpresa. Es más, se ha acercado voluntariamente a ver el proceso porque le gustan las obras y más las relacionadas con la aviación. «Me ha soprendido la precisión con la que trabaja el helicóptero», ha detallado.

El concejal donostiarra de Cultura, Jon Insausti, se ha mostrado satisfecho por el inicio de la obra civil tras la planificación artística de la escultura, cuya construcción se lleva a cabo en la empresa eirbartarra Alfa Arte.

Tras la instalación de la grúa, el próximo lunes comenzará el vaciado de la Casa del Faro y el posterior horadado del suelo del edificio, en donde se instalará la vasija de bronce de Cristina Iglesias. El concejal se mostró confiado en que se cumplan los plazos y la escultura, que también se trasladará a la isla desmontada y por piezas en helicóptero, comience a transportarse a comienzos de primavera. Su apertura al público está prevista para septiembre del próximo año.