Los VTC se identificarán con dos distintivos en las lunas

Los VTC se identificarán con dos distintivos en las lunas

El decreto que regulará las condiciones del servicio de vehículos con conductor en Euskadi se aprobará antes de final de año

AMAIA CHICO

Los vehículos de alquiler con conductor serán a partir de ahora fácilmente identificables. Los denominados VTC tienen dos meses de plazo para adherir a sus lunas delantera y trasera dos distintivos que permitirán a los usuarios reconocer su servicio, y facilitará el control para «evitar situaciones de injerencia» con los taxis. El Gobierno Vasco publica hoy en el boletín oficial la orden que desarrolla uno de los acuerdos alcanzados el pasado diciembre con el sector del taxis y las empresas de VTC para clarificar su servicio, y evitar situaciones de conflicto como las vividas en el último año en otras grandes ciudades entre profesionales de ambos servicios y las plataformas Uber y Cabify, que no operan en Euskadi.

En el País Vasco la presencia de VTC es mucho más acotada que en otras ciudades, y apenas va a aumentar. En Gipuzkoa, hay 27 coches con conductor con autorización para operar, la mayoría pertenecientes a las empresas Suital y Vallina, y no hay perspectiva de nuevas concesiones, después de que bien por vía judicial o administrativa se desestimaran las peticiones que había sobre la mesa. En el territorio, este servicio convive de forma pacífica con los 659 taxis que había a fecha de 2 de julio. El volumen respeta la ratio 1/30 que la ley estipula de presencia de VTC por taxis. Bizkaia, con 40 VTC por 1.242 taxis, tampoco supera la ratio; pero en Araba, con 104 vehículos con conductor por 241 taxis sí la alcanza.

El Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras, que encabeza Arantxa Tapia, emprendió el pasado año una negociación con el sector del taxi y de las VTC para conciliar posiciones, y clarificar el ámbito de actuación de cada servicio. Como primer paso, el Ejecutivo ha emitido una orden para identificar a todos los vehículos de alquiler con conductor. Así, en un plazo máximo de dos meses, estos coches deberán llevar dos distintivos verdes. Uno en la parte superior derecha de la luna delantera, y otro en la parte inferior izquierda de la trasera, para que sean visibles desde el exterior. En las pegatinas constarán el mes y año en que «la autorización que ampara al vehículo debe ser objeto de visado». Cada pegatina tiene una vigencia de dos años.

Los adhesivos serán entregados de manera gratuita por los órganos de la Diputación foral competentes en cada territorio, a los que deben dirigirse los titulares de las licencias VTC. Esta medida es uno de los «compromisos» adquiridos por el departamento de Tapia para «evitar situaciones de injerencia entre las VTC y el taxi, así como para favorecer la protección de los derechos de las personas usuarias del servicio y la transparencia del sector», explica el propio departamento en una nota.