Cuatro crías de raya, reclamo del Aquarium para Semana Santa

Las cuatro crías de raya./Aquarium San Sebastián
Las cuatro crías de raya. / Aquarium San Sebastián

Nacierion en sus instalaciones entre los pasados meses de noviembre y enero

EL DIARIO VASCO

El Aquarium de San Sebastián ha informado este lunes de que durante la Semana Santa los visitantes podrá ver cuatro crías de manta rayas de clavos (raja clavata) nacidas en sus instalaciones entre los pasados meses de noviembre y enero. El Aquarium ha señalado en un comunicado que, tras haber extraído los huevos de una hembra, sus biólogos han seguido todo el proceso y mantenido el bienestar de los embriones hasta conseguir que nacieran.

Las hembras de raya, pueden llegar a poner más de 170 huevos al año, pero no todos ellos suelen estar fecundados, el porcentaje de fecundación se reduce a 48-78 huevos anuales. Las mismas fuentes han destacado que «una vez habiendo soltado los huevos, no hay ningún cuidado parental hacia las futuras crías que nacen tras 4 o 5 meses de gestación».

Además, han apuntado que las rayas nacidas son del tipo denominado 'de clavos' porque tienen sobre su dorso una serie de pequeñas espinas que van desde la cabeza hasta la cola.

Las hembras disponen de una hilera de entre 30 a 50 espinas entre la nuca y la primera aleta dorsal. Es visible en su piel una pigmentación mimética con zonas más oscuras y algunas manchas de color pardo, aunque su vientre siempre es más claro.

Esta coloración les permite camuflarse en la arena y esconderse de los grandes depredadores, es por ello que son también especies nocturnas y que en su edad adulta se vuelven migratorias haciendo de 57 a 117 kilos al mes.

El tamaño, que varía dependiendo del género, oscila entre 50 y 100 centímetros, siendo las hembras de mayores dimensiones. Pesan entre dos y cuatro kilos pero ha habido ejemplares que han llegado a pesar incluso 10 kilos. Su aguijón puede llegar a medir hasta 30 centímetros, y aunque en algunas especies su veneno puede llegar a ser mortal, las rayas clavata no poseen veneno alguno.

Esta especie está en la lista de la UICN, con un estatus de conservación, debido a que está cerca de estar casi amenazada en Europa. Los responsables del Aquarium, han decidido colocar las crías en diferentes acuarios, para explicar así a los visitantes todo este proceso.

Una vez que nacen las crías, los responsables de biología del Aquarium donostiarra los alimentan junto a las crías de tiburón pintarroja. En total se ha logrado que haya tres crías nacidas en noviembre y otra nacida el último mes de enero. El Aquarium cuenta con cuatro especies diferentes de rayas en su Oceanarium.

El Aquarium donostiarra ha reforzado ha ampliado su horario de visita en Semana Santa y abrirá de 10.00 a 21.00 horas los días 18, 19, 20, 21 y 22 de abril.