El barrio de Mutriku al que se cortará su acceso pide amparo a las Juntas

Laranga denuncia que, debido a las obras de la GI-638, la Diputación les plantea un camino «que no se puede proponer si se ha estado allí in situ»

G. L. SAN SEBASTIÁN.

La voz de los vecinos del barrio mutrikuarra de Laranga llegó ayer a las Juntas Generales para exponer el perjuicio que sufrirán cuando, a raíz de las obras de mejora de la carretera GI-638 entre Deba y Mutriku, su acceso a dicha vía quede cortado por un plazo de unos cinco meses. Iñaki Arin ejerció de portavoz de los vecinos para desvelar que en el barrio viven 140 personas -24 de ellas en etapa escolar y 16 de edad avanzada-, hay dos restaurantes, un agroturismo, un hotel y un establo de caballos.

Denunció que con el corte del acceso, «lo que antes hacíamos en cinco minutos, nos va a costar 25, 30 o 35 minutos» y proyectó un vídeo con el recorrido del camino alternativo planteado por la Diputación. «Lo han hecho desde el despacho, porque si lo ven in situ, no lo pueden plantear», concluyó. Y preguntó «quién se hará responsable cuando algún vehículo se vaya a la cuneta o pase algo, porque pasará».

Arin dejó claro que «no estamos contra la obra de la GI-638», pero pidió a los grupos junteros su amparo para tratar de buscar una solución diferente a la planteada por el departamento foral de Infraestructuras Viarias, que, según lamentó, no ha tenido en cuenta las alegaciones presentadas por vecinos y agentes económicos de Laranga. Una de ellas fue enviada por una familia con dos niños de acogida de la propia Diputación, donde uno de los miembros padece una discapacidad.

El portavoz del barrio, que reconoció haber hablado el tema incluso con el diputado general, solicitó una mayor interlocución con el departamento y aseguró que «estamos a tiempo para buscar una solución que no sea acudir a los juzgados, tal y como nos dicen».

Todos los grupos mostraron su predisposición para interceder en el asunto y de sus intervenciones se deduce que la Comisión de Infraestructuras Viarias pedirá la comparecencia de la diputada del ramo, Ain-tzane Oiarbide, para que ofrezca sus explicaciones. El PP ya adelantó que solicitará una intervención que EH Bildu consideró «muy necesaria», mientras que Podemos avanzó que tratará de propiciar una reunión entre los afectados y la diputada foral. El PNV pidió más detalles sobre las reuniones mantenidas y se comprometió a «tener encuentros para encauzar el tema» y el PSE recordó que la obra es de «interés general» aunque haya que tratar de minimizar el perjucicio particular.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos