Alba Urresola: «No me consta que hubiese connivencia entre el Gobierno Vasco y las empresas de comedores»

Un grupo de escolares en el comedor del colegio. /ANTONIO QUINTERO
Un grupo de escolares en el comedor del colegio. / ANTONIO QUINTERO

La presidenta de la Autoridad Vasca de la Competencia ha comparecido en la comisión parlamentaria que investiga si existieron responsabilidades políticas por parte de los sucesivos departamentos de Educación

Sonia Arrieta
SONIA ARRIETA

La presidenta de la Autoridad Vasca de la Competencia, Alba Urresola, ha asegurado este viernes que no le consta que hubiese «connivencia» entre el Gobierno Vasco y las empresas sancionadas por esta entidad por pactar precios para hacerse con el concurso de los comedores escolares de los centros públicos. Urresola ha comparecido hoy en la comisión parlamentaria que investiga si existieron responsabilidades políticas por parte de los sucesivos departamentos de Educación en estas contrataciones.

En 2016, la AVC impuso una sanción de 18 millones de euros a siete empresas por reparto de mercado y fijación de precios entre 2003 y 2015, periodo en el que al frente de Educación estuvieron consejeros de EA, PSE-EE y PNV. Tras esa sanción la Fiscalía del País Vasco abrió diligencias de investigación que finalmente fueron archivadas al no encontrarse indicios de delito en la actuación de estas empresas.

Algunas de estas firmas recurrieron la multa y el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco rebajó en 2017 la sanción en un 60 % aunque entendió que hubo un pacto entre ellas que fue posible gracias a la falta de «reacción, indagación, consulta o prevención» del Gobierno Vasco.

Urresola se ha remitido a la intervención el pasado mes de mayo en la comisión parlamentaria del director de Investigación de la (AVC), Ignacio Alday, y ha asegurado que no le consta que haya habido connivencia entre el Gobierno Vasco y las empresas de comedores, aunque ha dejado claro que el objetivo del organismo no es determinar si hubo o no responsabilidades políticas: «Ustedes tendrán que extraer las conclusiones de si hubo o no dolo. Yo no soy una jueza de instrucción. Nosotros analizamos las infracciones administrativas».

Las reclamaciones de Aibak

Urresola ha dado a conocer que la empresa Aibak, la primera que denunció un posible pacto de precios, volvió a presentar otra reclamación a finales de 2017, esta vez en la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, entidad que lo remitió a la AVC. El expediente fue archivado por la AVC por ser «idéntico» a otro archivado un años antes al considerar que no había indicios de infracción.

Urresola ha confiado en que el Departamento de Educación pida el asesoramiento de la AVC para redactar los pliegos de condiciones del próximo concurso de licitación de comedores escolares. «Estaremos encantados de proponer un esquema que sea lo menos restrictivo posible», ha indicado, tras defender las cuantías de las sanciones que impone este organismo porque «a nadie le puede salir gratis infringir la competencia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos