«El liderazgo supone un servicio al resto de compañeros de la organización»

Jon Sierra posa ante la sede de Ikor en el parque tecnológico de Zuatzu, en San Sebastián./LUIS MICHELENA
Jon Sierra posa ante la sede de Ikor en el parque tecnológico de Zuatzu, en San Sebastián. / LUIS MICHELENA
Empresarios

Jon Sierra tiene 12 años de experiencia laboral en distintas áreas y geografías y destaca que en el ADN de Ikor está siempre su apuesta por internacionalizarse

Ion Fernández
ION FERNÁNDEZSAN SEBASTIÁN.

«La electrónica es un sector vertiginoso en el que constantemente se están produciendo avances». Jon Sierra dirige Ikor con la mente puesta en estar en constante innovación. Pero desde la empresa donostiarra también se apuesta firmemente por la industria 4.0 y la internacionalización.

- ¿Cómo afronta Ikor su apuesta por la industria 4.0?

- Somos conscientes de que va a ser un camino largo y creemos que nos va a aportar mucho en cuatro aspectos: procesos, productos, personas y servicios. Todo ello nos va a permitir seguir siendo una organización fuerte. La industria 4.0 va a favorecer que evolucionemos nuestros procesos de automatización. También nos ayudará a mejorar nuestro productos en campos como la ciberseguridad y el internet de las cosas. Además, contribuye a que estudiemos nuevos modelos de negocios. Finalmente, nos permitirá conseguir un sistema que complemente a la persona con experiencia y conocimiento.

- En Ikor la innovación está a la orden del día.

- Sí, pero no únicamente en lo referente a I+D. Al hablar de innovación parece que todo lo enfocamos al campo de la investigación, pero en Ikor tenemos claro que abarca un espectro mayor. Comprender todas las áreas de la empresa. Nuestro área de I+D se encuentra en constante vigía de la última tecnología que va llegando al mercado para poder aplicarle a nuestra actividad. Estamos pendientes en este campo. No obstante, no nos quedamos aquí. Nuestros procesos de fabricación se encuentran muy digitalizados. A su vez, estamos continuamente estudiando cómo podemos innovar en la gestión de la compañía y en cómo organizarnos para resultar más prácticos.

La empresa

1981
año de fundación.
1981
La empresa donostiarra cuenta también con plantas en México y China, y una plantilla total de 800 trabajadores, de los cuales 234 trabajan en la capital guipuzcoana.
1981
Actividad
Electronica
Diseño, desarrollo y fabricación de sistemas electrónicos.

- ¿Cuál ha sido el resultado?

- Estamos divididos en equipos multidisciplinares que trabajan de manera conjunta en una gran mesa, sin paredes en medio, para que fluya la comunicación y todas puedan compartir su información. Atrás queda ya una estructura en la que los trabajadores se integraban en departamentos. Es un sistema que se adapta mejor a nuestra situación. Otro ejemplo se aprecia en los equipos comerciales, que antes se dividían por aspectos geográficos. Unos se centraban en Europa, otros en Asia... Ahora, están enfocados a segmentos de nuestra actividad. En Ikor tenemos claro que la innovación ha de ser transversal a todos los departamentos de la organización y que todas las áreas deben involucrarse.

- Siempre enfocados a un mercado global.

- Ikor lleva en su ADN su apuesta por la internacionalización. Nuestro afán es estar siempre cerca de nuestros clientes y esto nos llevó a dar un primer paso en este campo. Un cliente nos animó a que nos implantáramos con él en México y la empresa decidió acompañarle. Esta decisión nos permitió descubrir un amplio abanico de oportunidades para una organización curiosa como la nuestra. Decidimos también tener presencia en China y nuestro plan estratégico a 2022 previsiblemente incluirá nuevas búsquedas de ubicaciones, probablemente en Europa del Este. El proceso de internacionalización es complejo, pero merece la pena. Ha marcado nuestra historia. El crecimiento de Ikor no hubiera sido posible sin ello. La internacionalización ya no es una decisión a tomar. Nuestros clientes, trabajadores y distribuidores son de todo el mundo. Hoy en día, el mercado es todo el mundo y hay que jugar en el.

«La innovación ha de ser transversal a todos los departamentos de la empresa»

- ¿Cómo ofrecen esa cercanía al cliente?

- Queremos acompañar al cliente en todo el ciclo de vida del producto, desde el inicio hasta el final; es decir, desde la definición y el diseño del producto hasta el servicio de posventa. Nos gusta involucrarnos con él desde el inicio para entender cuáles son sus necesidades. La cercanía con el cliente es crucial. En nuestro caso, cada cliente sabe que tiene una persona asignada para él y que le va a solventar cualquier necesidad que tenga. Este trabajador, a su vez, está rodeado de un equipo o customer focus team (CFT) que va a contribuir a mejorar su experiencia. Esto nos permite conocer todas sus necesidades y a ser proactivos. Otro de nuestros servicios se centra en incorporar a nuestros trabajadores directamente en la empresa del cliente, como si fuera uno más.

- ¿Cuál ha sido su experiencia hasta ponerse al frente de Ikor?

- Me licencié en Administración y Dirección de Empresas en San Sebastián y me trasladé a Madrid para hacer un Máster en Dirección de Comercio Internacional, que cursé mientras ejercía de project manager para ayudar a internacionalizarse a bodegas de vino. Mi curiosidad por salir y la crisis económica me condujeron a China. Allí estuve en una consultoría de Shangai también como project manager. Mi función era ayudar a las empresas a implantarse en el país asiático. Posteriormente, me incorporé a Ikor China, donde estuve tres años como 'controller' en temas financieros. Luego, estuve con las mismas funciones en México y en 2012 regresé a San Sebastián como director comercial corporativo. Unos años más tarde, me puse al frente de la empresa. En total, han sido 12 años de experiencia en distintas áreas y geografías.

- Entonces, ha aprendido mucho sobre liderar equipos. ¿Cómo hay que ejercer esta función?

- Entiendo el liderazgo como un servicio al resto de compañeros de la empresa. Nace de la motivación personal. Un líder tiene que diseñar un buen plan estratégico y llevarlo a cabo. Tiene que comunicar esta estrategia al resto del equipo para que se produzca un compromiso que ayude a alcanzar los objetivos. Además, hay que entender que esta estrategia no se hace a partir de una visión única, sino que tiene que partir de la aportación de todo el equipo. Finalmente, el líder debe comprometerse para ofrecer al equipo las herramientas adecuadas para hacer su trabajo de la manera adecuada.

- La confianza entre el líder y el equipo es vital.

- Por su puesto. Hay que facilitar el empoderamiento de los trabajadores y dejar que tomen decisiones. Es la única forma de mejorar como empresa, y que los empleados crezcan profesional y personalmente. Y, por supuesto, hay que reconocer y festejar el trabajo bien hecho. En la teoría parece muy fácil, pero se requiere mucho tiempo para llegar a conseguir un equipo de alto rendimiento. Hay que trabajar día a día.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos