Siemens Gamesa gana 70 millones de euros en su año fiscal 2018

Siemens Gamesa gana 70 millones de euros en su año fiscal 2018

La compañía completa un ejercicio plagado de vaivenes y que ha ido de menos a más, y augura un dividendo del 25% del beneficio y mejoras de ventas para 2019

JULIO DÍAAZ DE ALDA

Siemens Gamesa ha presentado los primeros resultados anuales completos (su ejercicio fiscal se inicia el 1 de octubre y termina el 30 de septiembre) tras la fusión entre la vasca y la alemana, y los números encandilaron al mercado. Los inversores premiaron a la firma pilotada por Markus Tacke con un aluvión de compras que dispararon la acción un 14,5% en el día, hasta los 11,31 euros por título. Los 70 millones de euros de beneficio neto consolidado como mensaje principal y, sobre todo, la 'fotografía' expuesta de la compañía y su evidente recorrido de menos a más a lo largo del ejercicio sirvieron de catalizador de la cotización, que gracias a ese rebote recortó su pérdida acumulada en 2018 a 'solo' un 1%.

Y es que han sido doce meses muy convulsos y repletos de vaivenes internos (como ese plan de ajuste de 6.000 empleos en todo el mundo o los cambios profundos en la cúpula) y externos, como la incertidumbre desatada sobre el negocio en países importantes como India.

Un periodo plagado de vicicitudes que han zarandeado a la firma hasta que, poco a poco, ha remontado el vuelo para cumplir con sus promesas iniciales y lucir, incluso, un muy buen cuarto trimestre. También contribuyeron a la euforia bursátil las alcistas proyecciones planteadas para los próximos dos años.

Rentabilidad

«Siemens Gamesa Renewable Energy termina su primer año de forma exitosa, sentando las bases para su crecimiento rentable», explicó compañía, que aseguró «una política de dividendo anual de un 25% sobre el beneficio neto». Eso significa un reparto a los accionistas de al menos 17,5 millones con cargo a los resultados de 2018.

«El retorno al crecimiento queda asugurado al producirse una significativa recuperación de la actividad comercial en 'onshore' (molinos en tierra), mientras continúa un intenso desempeño en 'offshore' (molinos en el mar) y servicios», resaltó la firma, que logró en su particular ejercicio 2018 pedidos por- valor de 11.872 millones, un 9% internanual más.

Eso hace que la cartera de Siemens Gamesa alcance los 22.801 millones, un 10% superior a la de 2017. Los pedidos 'onshore'crecieron un 30%, hasta los 6.682 millones, gracias a la reactivación de mercados como los de Brasil, España, India o Sudáfrica; y los 'offshore' sumaron 2.795, con especial relevancia de países como Taiwán, Estados Unidos o Francia.

Las ventas del ejercicio sumaron 9.122 millones, un 17% interanual menos, lastradas por un derrumbede los precios en el mercado internacional 'onshore', pero dentro de los parámetros previstos, puesto que se había anunciado una horquilla de entre 9.000 y 9.600 millones

Pero el dato que gustó a los inversores fue el repunte de la facturación del cuarto trimestre, que ascendió al 12%, con 2.619 millones. En ese periodo julio-septiembre, la comercialización de aerogeneradores aumentó un 10% y la de servicios y mantenimiento, un 28%.

La segunda parte del mensaje enviado ayer por Siemens Gamesa se refirió a la actualización de su plan estratégico, denominado 'L3AD2020' y con el que la firma quiere situarse como «líder indiscutible del sector de las energías renovables a través del crecimiento, la transformación, la digitalización y la gestión del cambio».

El objetivo a 2020 pasa por reducir costes en 2.000 millones, lograr 1.600 más en mejoras de la productividad y 400 añadidos de sinergias de distinto tipo.

El primer año de programa, señaló la empresa con sede en Zamudio, permitió mejoras de productividad recurrentes de 700 millones, incluyendo sinergias de 175. Los objetivos para 2019 pasan por unas ventas de entre 10.000 y 11.000 millones, con un margen de resultado bruto (ebit) de entre el 7% y el 8,5%.

La firma quiere reducir un 50% en dos años su número de proveedores únicos

La letra pequeña del plan estratégico y de transformación de Siemens Gamesa siempre esconde cuestiones interesantes para los proveedores vascos de la multinacional, un conglomerado de empresas (muchas de ellas pequeñas) que cada año le venden por valor de 420 millones y que últimamente se quejan de que la compañía les aprieta de lo lindo. Pues bien, ayer esa 'hoja de ruta' incorporó una novedad ciertamente interesante. Y es que la vasco-alemana se ha conjurado para «reducir en un 50% los suministros de una sola fuente». Consultada por este asunto, Siemens Gamesa explicó a DV que su intención es reducir un 30% en 2019 y un 20% adicional un año después su actual número de proveedores únicos, que son aquellos que le proporcionan en exclusiva algún producto. «La idea es que haya mayores oportunidades para todos los proveedores», añadieron fuentes oficiales de la firma. Así las cosas, las empresas vascas podrán ahora en teoría pelear por esos contratos.

Temas

Gamesa

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos