Torneo Bankoa-DV

Peru Labaka sabe buscarle las cosquillas a Elola en Bergara

Peru Labaka golpea de derecha ayer en el Municipal de Bergara. Al fondo, Alduntzin. / ASKASIBAR
Peru Labaka golpea de derecha ayer en el Municipal de Bergara. Al fondo, Alduntzin. / ASKASIBAR

El zizurkildarra y Ceceaga pasan de ronda en sénior tras ganar al de Bidania y Alduntzin, y trabajado triunfo en promesas de Murua y Elizegi

DV BERGARA.

Peru Labaka y Ceceaga se estrenaron con victoria en el Torneo Bankoa Credit Agricole-DV ayer en Bergara. El delantero zizurkildarra y el zaguero local se impusieron en categoría sénior a Elola y Alduntzin por 22-11 en un partido malo, plagado de fallos, que no respondió a las expectativas de los casi 300 pelotazales que se dieron cita en el Municipal. Destacó la inteligencia de Peru Labaka, que supo llevar muy bien a su zaguero y acertó al no dejar jugar cómodo a Elola para que impusiera su ritmo.

El bidaniarra imprimió mucha velocidad a la pelota con el saque -jugada con la que consiguió cuatro tantos directos, los mismos que su rival- y también en el peloteo, pero Peru Labaka supo buscarle las cosquillas. Es más listo que el hambre y sabe sacar partido de todas las situaciones. Sabía que a Elola le costaba defender el tanto, de ahí que le moviese una y otra vez en la cancha. La táctica le dio resultado. Y, por si fuera poco, además de acabar, solo cometió un error a lo largo de la contienda. Un duelo que concluyó en poco más de media hora, sin mucha historia que contar.

En el duelo de zagueros a Ceceaga se le vio muy fresco. Jugaba en casa, ante sus vecinos. Pero se empeñó en soltarle a toda pelota que rondaba por sus dominios y no aprovechó del todo el frontis. Cuando lo hizo, en el 13-10, soltó un garrotazo de derecha desde el cuadro cuatro que fue a botar más atrás de la línea del siete. El bergarrara tuvo un debut relativamente cómodo ya que el burladés Alduntzin cometió más errores de lo que suele ser habitual en él. Además, se quejó de que no veía bien. No se sabe si fue por la iluminación del frontón que le parecía escasa, pero no lograba ponerse bien a la pelota a bote. Fue la anécdota curiosa de la matinal del Municipal bergarés.

Peru Labaka y Ceceaga acceden a la siguiente ronda, donde se verán las caras con Zabala y Aizpuru. La eliminatoria está programada para el sábado 3 de noviembre en el Beotibar de Tolosa.

Igualdad en promesas

El partido de promesas que abrió el festival resultó más competido y atractivo. La victoria correspondió a Murua y Elizegi, quienes batieron por 22-17 a Ariztegi y Malaxetxeberria. El zaguero de Markina regresaba a la competición tras haber dejado su puesto a Agirre en la primera jornada por una fisura en un dedo de la mano derecha. Fue un duelo duro y peloteado en el que Murua, a pesar de su nerviosismo, firmó seis saques y otros cinco tantos en juego. El delantero arrasatearra no estuvo cómodo por la presión de Ariztegi. El navarro es de ese tipo de pelotaris que no da una pelota por perdida, trabaja mucho en la cancha y siempre demuestra gran actitud. Un auténtico secante.

Siempre dominados, Ariztegi y Malaxetxeberria no se rindieron. Siguieron peleando hasta el final. Elizegi, superior en pegada, fue sujetado muy bien en el peloteo por el zaguero markinarra. Salvo el 0-4 inicial, Murua y Elizegi fueron siempre por delante en el marcador -sobresaliente el derechazo del zaguero andoaindarra en el 13-7 y el gancho de Malaxetxeberria en el 6-5 tras intercambiar su posición con Ariztegi- y todo parecía decidido con el 18-9, pero a base de trabajo sus rivales consiguieron acercarse hasta el 18-16. Parecía que volvía a haber partido, pero todo se quedó en agua de borrajas. Murua y Elizegi se medirán en la siguiente eliminatoria a Gutiérrez y Oliden. La cita será también en el Beotibar el 3 de noviembre.