Motorland

Márquez encara el sprint final de 2019 en su circuito favorito

Márquez encara el sprint final de 2019 en su circuito favorito

En Alcañiz tiene una curva con su nombre... y una posibilidad de dejar el campeonato muy desnivelado a su favor antes de la 'gira asiática'

BORJA GONZÁLEZ Alcañiz (Teruel)

El Mundial de MotoGP avanza y afronta la penúltima cita europea de 2018, antes del periplo que le llevará primero a Tailandia y después y sin descanso a Japón, Australia y Malasia. El Motorland de Aragón, el confeso como circuito favorito para el líder de la general, se presenta también como una oportunidad de seguir cimentando el que sería su quinto título de la clase reina. «Está claro que voy súper motivado a Aragón, que es uno de mis circuitos favoritos, pero tengo que utilizar la experiencia y calmarme», había confesado Marc Márquez después de terminar segundo en Misano tras Andrea Dovizioso.

La novedad simbólica de este fin de semana en Alcañiz para Márquez está en que disfrutará pasando por una curva con su nombre la 10, bautizada este jueves y en la que se ha instalado un obelisco en piedra de 6 toneladas de peso; la curiosidad deportiva es que, si se combinan los resultados, podría salir con una bola de campeonato al siguiente gran premio (tendría que terminar con 76 puntos de ventaja sobre el segundo de la general, ahora mismo Dovizioso), una bola un tanto improbable estadísticamente hablando, aunque hace dos años llegó con una situación similar de combinaciones complejas a Japón, a tres pruebas para el final, y cerró aquel campeonato.

«¿Mentalmente? Bueno, mentalmente uso la típica frase que siempre me decían mi abuela y mi abuelo: la avaricia rompe el saco. Vamos, que se tiene que ir con calma, que no hace falta correr. En 2014 quise correr más de lo que sentía y fallé dos carreras seguidas, así que toca ir con paciencia y lo importante es acabar consiguiendo el objetivo final, que es el título... ¿Dónde o cuándo? No importa, pero intentaremos hacer aquí un gran fin de semana para eso, para intentar estar luchando por la victoria el domingo».

Marc Márquez: «Lo que no se puede hacer es fallar»Lo cierto es que la dinámica del de Honda no invita a pensar en nada más que en que termine este año campeón, aunque las Ducati de Jorge Lorenzo y Dovizioso son las que están marcando el paso en este tramo de la temporada, con los triunfos del italiano en Brno y Misano, y del español en Austria. «Esta es la pista de Marc, una de sus favoritas, de las que marca a principio de año para ganar y querrá hacer todo lo que pueda para lograrlo», explicó Dovizioso, que repite el discurso de que no pueden pensar en el título viendo lo lejos (67 puntos) que está en la general. «Estoy convencido de que estaremos en la pelea por el podio y que si hacemos un buen trabajo incluso por la victoria», añadió, a la vez que analizó la situación de su rival. «En los últimos años Márquez ha encarado las carreras estudiando mucho más, sabiendo desde antes que empiece el campeonato dónde puede ganar. Es algo inteligente. Aprendió esto en 2015 y está siguiendo este camino. Obviamente, no está obligado a ganar, pero Marc es Marc y lo intentará».

Márquez, Dovizioso, y por supuesto Lorenzo, que en el test anterior a la carrera de Misano, voló. Junto a estos la atención se centrará, otra vez, en las Yamaha, que esta vez sí marcarían un récord histórico negativo para la marca japonesa de grandes premios consecutivos sin vences: veintitrés.

Aunque el jueves en el Motorland fue también el de la resaca tras la tormenta Fenati. El italiano ha pasado de ser culpabilizado a generar cierta compasión después de que la historia llegase al extremo de convertirle en un 'apestado' a nivel Mundial. «Yo nunca hice una acción de ese tipo, pero también era un piloto muy caliente y lo fui mejorando», apuntó Lorenzo, famoso por su carácter impulsivo en sus inicios como piloto. «Eso se lo tendría que tratar con especialistas o trabajando sobre él mismo, pero creo que se ha sido demasiado injusto con Fenati y se le tendría que dar otra oportunidad. Eso de romper el contrato o no cogerlo el próximo equipo creo que ha sido demasiado injusto para él».

Un razonamiento al que también se acogió Márquez. «No estoy de acuerdo en todo lo que se ha creado alrededor de manera mediática, en lo que se ha empujado a este chaval y no hay que olvidar que somos todos muy jóvenes, Fenati creo que tiene 22 años así que todavía se está madurando en la vida, en la pista y está claro que debe de haber castigo pero tal y como se le ha atacado creo que tampoco era necesario». Una corriente de opinión a la que no se sumó Cal Crutchlow, que ya desde el podio de Misano había sido tajante pidiendo la exclusión de Fenati del Mundial. «No, no he cambiado de opinión», dijo el británico. «Incluso si ha hecho lo que en inglés llamamos 'soft story', que básicamente es pedir perdón y esperar que todo el mundo lo sienta por él. Pero no me lo creo. Ya ha hecho muchas cosas raras. Por supuesto, no ha habido nadie que se lesionase en la pista, pero para mí alcanzó el límite. Así que no cambia lo que pensaba».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos