Triatlón

Oliveras y Corachan, ganadores de nivel en el Triatlón de Zarautz

Oliveras y Corachan, tras cruzar la línea de meta. /J.M. López
Oliveras y Corachan, tras cruzar la línea de meta. / J.M. López

El campeón de España de triatlon sprint y olímpico élite supera a Eneko Llanos y Ander Okamika, mientras que Emma Bilham y Anna Noguera han completado el podio femenino

ANTXON ETXEBERRIAZarautz

El joven catalán de 26 años Nan Oliveras inscribió este sábado su nombre por primera vez en la Zarauzko Triatloia. Primera participación en Zarautz y victoria, por delante del incombustible Eneko Llanos, que a sus 42 años demostró que sigue en plena forma, con tercer puesto para el lekeitiarra Ander Okamika, también en su debut en la localidad costera. En categoría femenina, Judith Corachán, hace un mes medalla de plata en el mundial de larga distancia de Pontevedra, se alzó con el triunfo por segundo año consecutivo en Zarautz, por delante de la suiza Enma Bilham, quien fue por delante durante casi toda la prueba, pero un problema estomacal en los kilómetros finales la dejo sin fuerza para 'rematar' la victoria y tuvo que conformarse con el segundo puesto.

La XXXIII edición del triatlón de Zarautz volvió a ser tan espectacular como siempre, con 700 triatletas en la salida desde la playa de Getaria, entre ellas 90 féminas y 43 extranjeros El ganador hace dos años, Francesc Godoy, fue el primero en alcanzar la playa de Zarautz tras los 2,9 kilómetros de natación no exentos de dificultades, con la mar bastante revuelta y con oleaje. Para los posteriores kilómetros en bici y corriendo, las condiciones metereológicas fueron óptimas.

Godoy dominó la natación y también las dos primeras vueltas del segmento ciclista, pero no midió bien sus fuerzas y acabó pagando su esfuerzo en los últimos 20 kilómetros de la carrera a pie. Tras los 81 kilómetros de bicicleta con los puertos de Meagas (2 veces), el Muro de Aia y la subida de Txurruka como principales escollos, en los boxes entregaron las bicis prácticamente en el mismo tiempo Godoy, Llanos, -éste remontando una desventaja de más de tres minutos que perdía al salir del agua-, Oliveras y el lekeitiarra Ander Okamika. Estaban las espadas en alto y la prueba se decidió en la carrera pedestre. Nan Oliveras, en su tercera prueba de media distancia, ya que hasta la fecha se ha prodigado en distancias cortas, adquirió desde el principio unos segundos de ventaja y con un ritmo constante, no dio opción a sus rivales, cruzando la línea de llegada instalada en la Plaza del Ayuntamiento con una ventaja de 42 segundos sobre Eneko Llanos y de 2:43 a Okamika.

El ganador, natural de Olot, estaba muy emocionado tras cruzar la línea de meta. «Estoy muy contento; me he encontrado muy bien en los tres segmentos, incluso he podido aguantar en el circuito de bici que ha sido muy duro y coger una pequeña ventaja en la carrera, que es mi fuerte». Oliveras práctica la triatlón desde los 15 años, pero siempre en distancias cortas. Quiso dar las gracias a todo el público y a toda la gente que se ha acercado a Zarautz para animar en el triatlón. «Es la primera vez que vengo a Zarautz y me ha parecido impresionante la cantidad de gente que había en todo el recorrido. Ha sido sin duda el triatlón con más gente animando en el que he participado».

Por su parte, Eneko Llanos demostró que sigue en forma. No pudo conseguir su duodécima txapela, pero estaba contento con su rendimiento y con el segundo puesto, con las miras puestas a partir de ahora en el Ironman de Gasteiz y en octubre el Iroman de Hawai. Ander Okamika estaba igualmente feliz con su tercer puesto, también en su debut en una prueba de media distancia.

La prueba femenina tuvo un desenlace inesperado. La suiza Enma Bilham, que venía avalada con su cuarto puesto en el campeonato del mundo de larga distancia, fue por delante hasta los kilómetros finales hasta que fue superada por Judith Corachán. La catalana se rehizo de una caída sufrida en el segmento de bicicleta en las inmediaciones de Getaria y poco a poco fue limando diferencias a la suiza hasta superarla en los kilómetros finales de la carrera a pie para entrar como vencedora aventajando en dos minutos a la suiza, en 3:32 a Anna Noguera y en 17:10 a la vecina de Zumaia, Helene Alberdi.

Judith Corachán se mostraba «contenta y sorprendida» por la victoria. Aunque su principal objetivo era disfrutar y poder verse en los primeros puestos, hacía hincapié en que, tras la caída, su fuerza ha sido el apoyo del público. «La gente aquí me quiere muchísimo, recibo muchísimo cariño, y sentía que por la gente debía de luchar, o por lo menos, intentar seguir. Como se suele decir, lo que no te mata te hace más fuerte. La rabia de la caída y los ánimos de la gente son los que me han empujado. En la última vuelta he alcanzando a Enma, a la que quiero felicitar también porque es rival, pero una chica fenomenal». Tras Zarautz, el planing de Corachán pasa primero por el triatlón de Gernika y luego por el Ironman de Vitoria de mediados de julio.

Según datos de la organización, en total el triatlón de este sábado reunió a más de 40.000 espectadores viendo la prueba en directo en distintos puntos del recorrido.