La Roja, alucinada con el 'Lezama' cosaco del siglo XXI

La residencia de la selección durante el Mundial / AFP

Las instalaciones de la academia del Krasnodar, decorada con lemas motivadores, han sorprendido por su altísima calidad a los futbolistas

Rodrigo Errasti Mendiguren
RODRIGO ERRASTI MENDIGURENEnviado especial a Krasnodar

 «Todo lo que tenemos aquí en Krasnodar nos viene bien a los jugadores, no hay disculpa», explicaba Nacho tras el 1-0 a Suiza. Los futbolistas alucinan con las instalaciones en las que están concentrados y el estadio, que emula al coliseo de Roma. «Son del siglo XXI, parecen por fuera de esas que salen en un episodio de 'Black Mirror' o en 'Minority Report'», dicen emocionados los empleados de la Federación que han conocido estos días la Academia para 300 jóvenes del equipo de la ciudad cosaca. «Son las instalaciones de la cantera por lo que no me quiero imaginar cómo será la del primer equipo», confiesa Julen Lopetegui ya que las de 'los mayores' están a 45 kilómetros y no estuvieron en negociación.

La Federación ha inundado de fotos de grupo, mensajes y lemas unas instalaciones que tienen todo tipo de detalles pensados para el bienestar del futbolista. En el vestuario, cada jugador tiene su banco y casillero personalizado con su foto, mientras en una pared hay colocadas varios pares de botas. Cuando salen de allí pueden leer: «Ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos»; «Algunos quieren que algo ocurra, otros sueñan con que pasará y otros hacen que suceda», «Tenemos que hacer que ocurra», «Audacia y convicción», «Pasión», «Compromiso» son algunas de las palabras elegidas para motivar a La Roja, cuyo 'nick' está hasta en el wifi del complejo, y cuyo grupo de jugadores tuvo la tarde libre tras un entrenamiento de recuperación. Algunos optaron por juntarse a ver a Rafa Nadal triunfar en Roland Garros.

Todos esos eslóganes se pueden ver a lo largo de las más de 20 hectáreas (sin contar el parque público adyacente), en la que hay 17 terrenos de juego, varios de ellos indoor, una piscina olímpica, varios gimnasios, un rockodromo, salas de recuperación, otras muchas de reunión, un salón de ajedrez (otra de sus pasiones) y una residencia funcional con habitaciones austeras, desde donde cruzando unas zonas ajardinadas pueden dirigirse al pabellón donde está el comedor, al edificio dedicado al trabajo, con gimnasios, piscina, la sala de charlas técnicas o el vestuario, o al campo de entrenamiento.

La elección del cuartel general fue un asunto prioritario para el cuerpo técnico y dirección deportiva, encabezada por Fernando Hierro. Y cuando vieron la comodidad y privacidad de las instalaciones de la Academy del Krasnodar FC quedaron convencidos, aunque hubo otros factores aún más decisivos: el clima (error clave en 2014) y el transporte. Y es que los jugadores pueden acceder andando a cualquiera de los 17 campos que hay en el complejo, que permite incluso ir caminando al estadio del último amistoso, novedoso y quizá uno de los más modernos de Europa ya que fue construido con vistas a que pudiera ser sede mundialista.

Máquinas para mejorar la precisión

El multimillonario Sergei Galitsky, un empresario que ocupa el puesto 550 del mundo en la lista Forbes y es la fortuna 30 en Rusia, tras conocer el norte de España hace años quiso montar su propio Lezama en 2008 cuando decidió fundar el Krasnodar FC, que comenzó en la tercera división rusa pero en 2014 ya estaba en la Europa League. Realizó una inversión de 80 millones de euros para formar a 300 niños de 6 a 12 años (también en sus estudios) seleccionados entre más de 20 escuelas en la región. No se repara en gastos para formar a los 'Messi' rusos, ya que Galitsky (nacido como Sergei Arutyunyan pero que tomó el apellido de su mujer tras la boda) incluso ha comprado dos maquinas Foot Bot, que sólo hay en otros tres lugares del mundo porque cuestan un millón de euros, siendo uno de ellos la acamedia Aspire de Catar. Es una caja electrónica valorada de un millón de euros en las que salen balones desde cualquier parte y con las que se mejora la precisión: el futbolista tiene que controlar la pelota y colocarla en un lugar marcado con luces. Los chicos de Julen Lopetegui por el momento no la han usado porque está pensada para la formación.

Interior de las instalaciones.
Interior de las instalaciones. / Rodrigo Errasti

'Galiseum', como se le conoce en Krasnodar de modo coloquial, también completó una obra (valorada en 60 millones de euros) para que junto a las instalaciones y el estadio haya un precioso parque público (que puede ser privado si él lo desea) justo a las faldas del estadio con medio millar de árboles y rosales. Allí sus vecinos, a los que dicen saluda con normalidad sin ningún tipo de superioridad, disfrutan del sueño futbolístico de Galitsky, que tras vender por más de dos billones de euros su cadena de supermercados y cosméticos Magnit que luego se transformó en una impresionante cadena que con más de 165.000 empleados, dedica su tiempo a vigilar y conocer a los jóvenes cracks en la Academia. Sabe que formar talentos lleva su tiempo (la próxima campaña los primeros residentes ya serán mayores de edad), pero no tiene prisa ya que él fue capaz de armar su fortuna a partir de una primera tienda en la región. Seguro que el lema «Tenemos que hacer que ocurra», ese que lucen en su muñeca estos días en una pulsera para luchar por su segunda estrella, agrada a Galitsky.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos