Jornada 38

Zidane: «El equipo lo hago yo; si no, me marcho»

Zinedine Zidane, durante la rueda de prensa. / Foto: Paco Campos (Efe) | Vídeo: Atlas

El entrenador del Real Madrid sigue escondiendo sus cartas de cara al próximo curso y ni siquiera confirma si el del Betis será el último partido de Keylor Navas y de Bale

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Zinedine Zidane sigue escondiendo sus cartas de cara a la próxima temporada. En vísperas del intrascendente duelo ante el Betis que servirá para cerrar una campaña para el olvido en el Real Madrid, el francés esquivó cuantas preguntas se le hicieron en torno al futuro de los futbolistas que aún están a sus órdenes y de los que pueden llegar, dejando claro únicamente que tiene mando en plaza y que la confección de la nueva plantilla atenderá a sus deseos. Si bien incidió en que los fichajes se abordan en connivencia con el club, remarcó que las alineaciones son responsabilidad suya en exclusiva junto con su equipo de trabajo. «Yo soy el entrenador y siempre voy a hacer lo que quiero. Si no hago lo que quiero, yo me marcho», dijo cuando se le interpeló acerca de quién será su portero titular en el curso 2019-2020.

Aunque la desastrosa trayectoria del conjunto de Chamartín en un curso en el que ha contado con tres técnicos diferentes aboca a una revolución profunda del plantel que implica que el enfrentamiento de este domingo ante los verdiblancos suponga un fin de ciclo, Zidane rehuyó explicar si será el último partido como madridistas de dos de los baluartes de esa edad dorada que llevó cuatro Champions en un lustro a las vitrinas del Santiago Bernabéu: Gareth Bale y Keylor Navas. Del galés únicamente confirmó que «mañana va a estar en el grupo», lo que ya es una novedad tras quedarse fuera de la lista en las dos últimas jornadas. «Es lo único que te puedo decir y verás el equipo que vamos a poner», agregó un preparador cuya frialdad con el extremo se gestó en los meses finales de su primera etapa en el banquillo y que no ha hecho sino aumentar desde su vuelta. ¿Afrontará el domingo su adiós al Bernabéu?, le volvieron a insistir, pero ni por esas. «No lo sé. Es el final de temporada. El próximo año va a haber cambios y no sé lo que va a pasar. Si es su último partido o no, veremos», atajó.

¿Será un partido especial para Keylor Navas, de despedida? «Yo no lo veo así ni pienso ni quiero pensar en lo que va a pasar el próximo año. Aquí se habla mucho de lo que va a pasar. Este se va, el otro se queda, que quiero que Keylor se vaya, que me he despedido… Yo no voy a decir nada. Mañana tenemos un partido. Lo que dije en su día y lo voy a repetir es que el próximo año lo de la portería va a ser muy claro, nada más. No voy a entrar en otra cosa. Lo que va a pasar lo veremos».

Aunque la salida del costarricense está más que cantada, lo que dejaría a Thibaut Courtois como cancerbero titular, esa demarcación centró buena parte de la rueda de prensa del marsellés, que ratificó que ha hablado con el tico, «y con todos», si bien insistió en que el contenido de la conversación «nadie lo sabe». Negó en cualquier caso que haya cambiado el mensaje con el ex del Levante en los dos últimos meses. «Nada, siempre el mismo discurso. Keylor tiene contrato, luego veremos. Cuando empiece la próxima temporada, diré quiénes son el primer, el segundo y el tercer portero».

Un triunvirato en que el podría ascender su hijo Luca si el club no recupera al ucraniano Lunin, ahora cedido en el Leganés. El preparador ha recibido críticas desde su vuelta sobre un presunto trato de favor hacia su vástago, algo que no parece importarle demasiado. «Todos estamos jugando aquí un juego y hay que aceptar lo que se comenta», indicó Zizou, que consideró injustas las habladurías no porque se trate de su hijo sino porque lleva muchos años en el Real Madrid y «ha demostrado que es un guardameta de alto nivel». «Para la temporada que viene las cosas estarán claras, también para él, y yo no le he pedido al club que sea el segundo guardameta para la temporada que viene», zanjó.

«Vamos a prepararnos para hacer un gran año»

Al igual que con el capítulo de salidas, Zidane evitó hablar de fichajes, pese a que le preguntaron por Antoine Griezmann, Luka Jovic y Ferland Mendy. El primero anunció esta semana su decisión de terminar su estancia en el Atlético, pero Zidane no quiso contestar cuando se le cuestionó si le interesaría reclutar a su compatriota. «Lo que tienes que hacer es preguntar al jugador lo que va a hacer», señaló. Por alto pasó también el nombre de Jovic, delantero del Eintracht de Fráncfort que podría convertirse pronto en futbolista del Real Madrid. «No te voy a decir nada. Vosotros estáis aquí para preguntar, pero ninguna pregunta del partido, es impresionante. Estamos aquí para pensar en el partido de mañana y nada más. Entiendo vuestra preocupación pero la mía es jugar bien mañana y nada más», manifestó. De puntillas pasó también por el presunto interés en el lateral izquierdo del Olympique de Lyon. «Todos los jugadores que están en puestos claves en sus respectivos clubes, como este jugador del Lyon, son muy interesantes, pero no voy a hablar de Mendy ni de otros jugadores porque no es el momento para hacerlo», despejó.

Quiso lanzar por último un mensaje de esperanza a la afición de cara a la campaña venidera. «Tenemos que cambiar la imagen y vamos a meter nuestra fuerza en conseguirlo. No digo que vayamos a ganar todo la próxima temporada, pero vamos a prepararnos para hacer un gran año. Ha sido una temporada complicada y lo mejor es que se acaba. Pero mañana tenemos la oportunidad de hacerlo bien», concluyó.