Baloncesto

El Girona, campeón de Liga, no da opción al IDK Gipuzkoa, que sigue sin estrenarse

Sarr trata de encontrar el camino a canasta/Unanue
Sarr trata de encontrar el camino a canasta / Unanue

La superioridad en ambas zonas del Girona le permitió tener más posesiones, más opciones de tiro y más confianza en sus posibilidades

Álvaro Vicente
ÁLVARO VICENTE

Entraba en cualquier previsión. Poco que reprochar. Se confunde quien considere que el partido de este miércoles sirve para calibrar la verdadera realidad del IDK Gipuzkoa. El Girona no es el mejor rival para extraer el retrato robot más fidedigno. Ocurrió lo que cualquier aficionado a este deporte intuía. El campeón de Liga pasó como un rodillo por encima de un IDK que aguantó poco más de un cuarto y que en este momento no está para para competir de tú a tú con este gigante. La diferencia de presupuesto entre uno y otro es sideral. Su liga ahora es otra. Será la competición la que determine si es capaz de engancharse a ese grupo de equipos que cada vez son más fuertes. Por de pronto, el IDK sigue sin ganar en Liga después de tres partidos y su único objetivo pasa ahora por estrenar su casillero. A poder ser en la siguiente cita, la que jugará el domingo en la pista del Mann Filter.

El IDK entró con muy buen pie al partido. Siempre llevó la iniciativa, en parte por las buenas decisiones adoptadas por Lara González en la dirección y por la aportación ofensiva de Edwards, autora de nueve de los 20 puntos que le permitieron al IDK lograr una renta mínima al acabar el primer cuarto (20-19).

Azu Muguruza acertó al emparejar a Lara González con la internacional Laia Palau. Quizás la entrenadora del IDK recordaba el enfrentamiento de la pasada temporada, también en el Gasca, en el que Palau sufrió mucho con la defensa de la donostiarra.

45 IDK Gipuzkoa

Lara González (2), Laura García (6), Kraker (13), Edwards (14), Toch Sarr (4) -cinco inicial- Aleksic (2), Nystrom (2), Erauncetamurguil (2) y Davydova (0). T1: 7/13. T2: 13/41. T3: 4/16. Reb: 17/7. Asis: 13. Br:6. Pérd:11. Tap: 3/3. Faltas: 12/18. Val: 37

67 Girona

Laia Palau (7), Mendi (6), Sykes (12), Elonu (14), Coulibaly (6) -cinco inicial- Roso Buch (5), Araujo (2), Andusic (10) y Oma (5). T1:6/7. T2: 26/48. T3: 3/14. Reb: 31/12. Asis: 16. Br:8. Pérd:10. Tap: 3/3. Faltas: 18/12. Val: 84

Parciales
20-19, 31-41(descanso); 38-57 y 45-67.
Árbitro
López Herrada, Terreros San Miguel y Martín Vázquez.
Incidencias
300 espectadores en el Gasca

Pero a medida que pasaron los minutos, la diferencia física se hizo patente. La pívot francesa del Girona, Coulibaly, se hizo gigante dentro de la zona -acabó con 12 rebotes-. Sus puntos, pero sobre todo los espacios que generó a sus compañeras, llevaron al Girona a distanciarse en el marcador. Solo Edwards mantenía a un IDK que cada vez tenía más problemas para encontrar los caminos al aro y que cuando lo conseguía, tampoco sus jugadoras estaban acertadas. El IDK erró no menos de siete acciones bajo aro. Al descanso, la diferencia era clarificadora: 31-41. Luego no hubo color. El Girona destrozó al IDK con una gama de recursos ofensivos envidiable, y, sobre todo, inteligente.

Tras el descanso, recital

La renta siguió creciendo en el tercer cuarto. El campeón de Liga hizo valer su mayor profundidad de banquillo. Aumentó su intensidad defensiva y el IDK cayó en barrena. Su anotación se frenó casi en seco. Solo pudo anotar siete puntos en diez minutos. La sensación era que el Girona tenía el control absoluto. Se podría decir que casi todo lo anterior procede de una virtud: la altísima velocidad de ejecución con la que realizan los sistemas. Que también. De su fondo de armario. También. Lo que quieran y más.

Llegaron los errores del IDK y los problemas para anotar en juego, llegó la sangría reboteadora bajo los aros, y llegó la ausencia de referentes en la pista sobre el cual recuperar las opciones. Mucho tuvo que ver el Girona. Cada jugadora que salía de su banquillo aportaba.

El IDK, como era lógico, se descompuso ante la falta de alternativas ofensivas para desmontar el entramado defensivo del Girona, cómodamente guarecido ante el desacierto desde la línea de tres del IDK (4 de 16) y con las vías de penetración sumamente bien custodiadas.

La superioridad en ambas zonas del Girona le permitió tener más posesiones, más opciones de tiro y más confianza en sus posibilidades. Desde el rebote impuso sus criterios (43 del Girona por 24 del IDK). La valoración de los dos equipos fue contundente: IDK, 37 y Girona, 84.

El que busque consuelo no tendrá problemas para encontrarlo en la dignidad de una derrota corriente, sin humillaciones ni afrentas de por medio. No es poco dirán algunos con razón. El IDK dio motivos para no agachar la cabeza. Ya ha pasado por el dentista.

Ficha a Erika de Souza

El IDK está dispuesto a reforzarse y parece que lo va a hacer con la veterana jugadora del Perfumerías Avenida, Erika de Souza, que puede llegar en breve a las filas del conjunto guipuzcoano.