INVERSIÓN Y ALGO MÁs

Antxon Blanco
ANTXON BLANCOSan Sebastián

La fiesta del maratón en San Sebastián ha cumplido 40 años y miles de historias han pasado por los diferentes trazados que los responsables de la Federación Guipuzcoana han dibujado en cuatro décadas. Es una prueba que nació casi como pionera en el Estado y tuvo actos realmente brillantes como la Copa del Mundo de 1993. Hubo momentos de dudas y de pasar el paquete a 'otros'. Lo cierto es que siempre se ha redirigido este magnífico maratón y aunque hoy en día los presupuestos marcan de forma dictatorial el devenir de los 42 kilómetros, la organización donostiarra se adapta a los tiempos, quizás con cierto retraso y con la espada excesivamente afilada de los números rojos o negros.

Siempre he querido ser exigente con el capítulo de la contratación del nivel de atletas de elite porque el circuito tiene un enorme potencial. Hoy en día, más aún con el cierre al tráfico. Los participantes ganan, la ciudad también por las mejores salidas y entradas a la capital. Nunca exigiría una contratación costosa en la carrera de 15 kilómetros. No. Es una prueba test y con un perfil de recaudación. Sin embargo en el maratón el nivel de cronos realizado es el que pone o quita, sube o baja, en el calendario internacional a la carrera.

Entiendo que los patrocinadores son los que son y las subvenciones no llegan a las cifras de otras citas que están tocadas con la varita mágica de cierta Fundación ligada a una cadena de supermercados. Aunque esto es así, siempre solicito que no se bajen los brazos, que se den pasos.

Este año hemos disfrutado con la segunda de las liebres que ha conducido de forma magistral y a un ritmo correcto a los atletas hasta el kilómetro 30. Ya sé que cobraba un suculento cheque de euros, unos 2.000, pero es imprescindible esa función si buscamos el crecimiento de la carrera. Son pasos que ojalá se consoliden. Como me gustaría que hubiese un grupo de trabajo con meses de estudio y análisis sobre corredores, no de los top mundial, pero sí atletas con proyección y no excesivamente caros en el inicio de su trayectoria con el objetivo de que den su paso definitivo a la elite en el asfalto donostiarra. Esto sí se puede.

 

Fotos

Vídeos