Atletismo

Un atleta popular veterano da positivo por meldonium en la última Behobia

El positivo de un atleta popular es un lunar para la Behobia-San Sebastián de 2018./F. DE LA HERA
El positivo de un atleta popular es un lunar para la Behobia-San Sebastián de 2018. / F. DE LA HERA

El control corrió a cargo de la Agencia Vasca Antidopaje y el expediente ya ha sido notificado a todas las partes

Iñaki Izquierdo
IÑAKI IZQUIERDO

Un varón de categoría de veteranos ha dado positivo por meldonium en la última edición de la Behobia San Sebastián, disputada el 11 de noviembre. El expediente ha sido notificado ya al deportista, a la Federación Española de Atletismo, a la Internacional de este mismo deporte y al club organizador de la prueba atlética pedestre, el Fortuna.

El control fue realizado por la Agencia Vasca Antidopaje (AVA) a la conclusión de la prueba en el Boulevard donostiarra. Se tomaron muestras a siete de los 30.775 inscritos. Uno de ellos ha dado resultado positivo.

Las muestras recogidas se analizaron en el IMIM (Institut Hospital del Mar d'Investigacions Mèdiques) de Barcelona, uno de los laboratorios acreditados por la Agencia Mundial Antidopaje (WADA-AMA) para realizar controles en atletas. El laboratorio recibió en 1985 su primera acreditación por parte del Comité Olímpico Internacional.

El hecho de que la Behobia-San Sebastián no figure en el calendario de pruebas oficial de la Federación Española hace que por el momento se desconozca a qué sanción se enfrenta este atleta popular, que no es vasco. Se trata de la primera vez que se detecta un positivo en esta prueba.

Siete participantes de la Behobia pasaron el control antidopaje el pasado 11 de noviembre

Puede darse el caso de que este atleta no posea licencia federativa. En ese caso estaría por ver el alcance del castigo deportivo y económico que se le puede imponer por la infracción cometida.

La Agencia Vasca Antidopaje es un servicio administrativo adscrito a la dirección de Juventud y Deportes del Gobierno Vasco, encargada de desarrollar las competencias atribuidas por la ley 12/2012 contra el dopaje en el deporte a la administración de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Virtudes como las de la EPO

El meldonium, responsable en su día del positivo de la tenista rusa Maria Sharapova, es en su origen un medicamento que protege las células cardíacas, pero solo se comercializa en los países del este de Europa y en los últimos años se ha utilizado con fines dopantes.

El primero en llamar la atención sobre el uso de esta sustancia fue el laboratorio antidopaje de Colonia, ya que sus expertos la encontraban regularmente cuando se buscaban otras sustancias.

En 2015 se inició un estudio que acabó de convencer a los especialistas en el uso del meldonium con fines dopantes: de las 8.320 muestras analizadas por el laboratorio del profesor Wilhelm Schänzer, un 2,2% (unas 180) dieron positivo con esta sustancia. Este ratio aumentaba a más del 15% en deportistas rusos, ucranianos, bálticos... Llegaba a un 67% en atletas de fuerza y a un 25% en especialidades de resistencia.

Unos resultados que pueden calificarse de normales puesto que el meldonium es un producto puro de la farmacología soviética. Inventado en 1975 por el profesor Ivars Kalvins en lo que ahora es Letonia -entonces pertenecía a la Unión Soviética-, nunca fue autorizado más allá de lo que fueron las repúblicas soviéticas, donde este medicamento se sigue utilizando con el nombre de Mildronate para la prevención de infartos de miocardio y en el tratamiento de sus secuelas.

También se prescribe en la Europa del Este para el tratamiento de la arritmia cardíaca, la arterioesclerosis y la diabetes. Disminuye el ritmo cardíaco y lleva más oxígeno al corazón. Aumenta la resistencia y tiene efectos en la recuperación, virtudes que recuerdan mucho a las de la EPO.

Alertada por los resultados de ese estudio, la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) inscribió en septiembre de 2015 el meldonium en la lista de sustancias prohibidas. Esta medida entró en vigor a partir del 1 de enero de 2016 argumentando que es un producto «utilizado ampliamente por atletas sin justificación médica y con el único objetivo de aumentar su rendimiento».

Una caja de meldonium se puede adquirir a través de internet por un precio inferior a 20 euros

La atleta sueca de origen etíope Abeba Aregawi, campeona del mundo de 1.500 metros en 2013, el ciclista ruso Edouard Vorganov, la patinadora rusa Ekaterina Bobrova, los biatletas ucranianos Olga Abramova y Artem Tychtchenko y el maratoniano etíope Endeshaw Negesse son algunos de los deportistas que han dado positivo por esta sustancia.

El meldonium se comercializó ilegalmente en Occidente durante mucho tiempo, sobre todo por lo atractivo de su precio. Una caja se puede adquirir en internet por menos de 20 euros.