La contaminación de los mares centrará parte de la programación del Ciclo de Cine Submarino

Presentación de Cimasub en el Aquarium de San Sebastián. /JUANTXO LUSA
Presentación de Cimasub en el Aquarium de San Sebastián. / JUANTXO LUSA

La 42 edición de Cimasub abordará la cuestión de las basuras marinas en una edición en la que la figura de su fundador, Paco Pizarro, estará muy presente

ITZIAR ALTUNASAN SEBASTIÁN

Un año más, el Ciclo Internacional de Cine Submarino volverá a mostrar los secretos que esconde el fondo del mar. Sin embargo, junto a la fauna y flora marina, cada vez es más frecuente encontrar basuras y plásticos, que poco a poco están destruyendo los océanos. En los últimos años, muchos de los trabajos que se presentan para participar en Cimasub hacen referencia a este problema, por lo que la necesidad de sensibilizar a la ciudadanía en valores relacionados con el respeto al medio ambiente ha ido adquiriendo mayor protagonismo en el ciclo, tal y como admitió su director, David Sánchez, durante la presentación de la 42 edición.

Una de las novedades de este año es, precisamente, la creación de nuevos premios a los mejores trabajos con denuncia ecológica, tanto en fotografías como en documentales o cortos. «El resultado ha sido abrumador, los realizadores tienen mucho que contar y así nos lo han demostrado», admitió Sánchez. El documental 'Hondar2050' del italiano Cesare Maglioni, en el que se explica por qué llegan los plásticos al mar, ha sido el trabajo ganador en esta categoría.

Tras el éxito de la última edición, que reunió a cerca de dos mil espectadores, las proyecciones de Cimasub volverán a «llevarse» hacia el fin de semana. Así, el jueves, el viernes y el sábado de la semana que viene el teatro Principal acogerá las tres sesiones (la entrada será gratuita) en las que se mostrarán los veinte cortometrajes, nueve documentales y el diaporama de la treintena de galerías fotográficas más destacadas presentadas a concurso. Una selección de trabajos que trasladarán al público a paraísos como Maldivas, Indonesia, Filipinas, Islas Mauricio, México, Tailandia, Australia o Egipto, pero también a Canarias, Galicia, Tarragona y al Cantábrico.

El palmarés del certamen ya se conoce en todas sus categorías. Así, en cortometrajes, el ganador ha sido Álex del Olmo con su trabajo 'Philippines', que muestra algunos de los mejores puntos de buceo del mundo; en documentales cortos el máximo galardón ha sido para la canadiense Elodie Turpin por 'Los secretos del Ángel', una especie de tiburón que antes se dejaba ver por toda Europa y ahora solo se encuentra en Canarias; y el premio Aquarium al mejor trabajo del Cantábrico ha recaído en 'Euskal Urdina' de Isaías Cruz, un viaje por toda la costa vasca, fuera y dentro del agua. El director del ciclo destacó la «calidad» de los trabajos presentados.

Respeto al medio ambiente

Junto a las proyecciones, el sábado por la mañana tendrá lugar una mesa redonda en el Aquarium que llevará por título 'La solución está en nuestras manos', donde seis ponentes, entre científicos, fotógrafos y empresarios, explicarán el trabajo que realizan para dar solución al problema de la contaminación en los océanos. David Sánchez insistió en la necesidad de concienciar a la población en esta cuestión, «hay que ponerse las pilas» dijo, de ahí la apuesta del ciclo por este tipo de actividades que atraen a un público más relacionado e involucrado con el mundo subacuático.

Otro de los objetivos de Cimasub es la de educar a los niños en el respeto al mar a través del programa 'Txikiciclo', que organiza en colaboración con la Fundación Real Sociedad. Seiscientos alumnos de primaria acudirán al Aquarium la semana que viene por las mañanas, donde tendrán la ocasión de ver algún documental y participar en distintas actividades promovidas por técnicos de Azti y el Aquarium. «El mar es parte de nuestra vida pero para amarlo antes hay que conocerlo», señaló el presidente de la Fundación Real Sociedad, Andoni Iraola, quien subrayó la importancia de promover este tipo de iniciativas para fomentar valores como el del respeto al medio ambiente entre los más jóvenes.

Un premio especial recordará la figura de Francisco Pizarro

La familia del ciclo de cine submarino perdió en marzo a su principal impulsor y «padre», Francisco Pizarro. Para recordar su figura, el Cimasub ha creado un nuevo premio especial que llevará su nombre, y que se entregará cada año como homenaje a una persona especial dentro del sector audiovisual subacuático. En esta primera edición, el galardón lo recibirá un gran amigo suyo, Leandro Blanco (Pontevedra, 1949), uno de los realizadores de cine submarino más reconocidos de España. A sus espaldas tiene más de cien premios y el honor de ser el mejor submarinista del mundo en 2004. Los tiburones han sido uno de los pilares básicos de sus trabajos en el fondo del mar.