César San Juan (Fan y estudioso de The Beatles): «Su sonido es reconocible entre un millón de baterías»

César San Juan./G.R.
César San Juan. / G.R.

César San Juan Fan y estudioso de The Beatles |

Juan G. Andrés
JUAN G. ANDRÉSSAN SEBASTIÁN.

Nunca ha visto a Ringo en directo, así que compró la entrada para verle en Bilbao el mismo día que salieron a la venta. César San Juan (Bilbao, 1963) es profesor de Psicología de la UPV además de fan y estudioso de los Beatles.

- ¿Cuál es su opinión sobre Ringo como batería y 'beatle'?

- Es un batería extraordinario con tendencia a marcar los acentos de las canciones con el bombo y una forma algo anárquica pero contundente de usar los los 'tom-tom'. Es zurdo como Paul McCartney, con quien forma la mejor base rítmica de la música popular, pero toca siempre la batería de diestro, lo que da como resultado un sonido reconocible entre un millón de baterías.

- ¿En qué canciones de los Beatles su batería resulta esencial?

- Lo que hace en 'Tomorrow Never Knows' o 'Rain' es estratosférico, o cómo lo llena todo de ritmo en 'A Day in The Life', que como decía Phil Collins, parece fácil hasta que lo intentas tú. 'Something' tiene dibujos magníficos, en 'Come Together' hace una entrada imponente... Quizá sea mejor preguntarse en qué canción no fue esencial.

- Si se jerarquizaran los talentos de los cuatro, ¿Ringo ocuparía el último puesto?

- John, Paul y también George tienen un lugar reservado en la cúspide de la composición pero Ringo destacaba como instrumentista, quizá era el mejor de los cuatro, el más fiable... Hay muy pocas tomas repetidas en el estudio provocadas por una equivocación suya...

- ¿Hasta qué punto los Beatles podrían haber sido los Beatles sin él?

- Habrían sido otra cosa igualmente exitosa, pero Ringo es un elemento esencial en la factura de las canciones: siempre digo que si escuchas únicamente la pista de la batería de cualquier canción de los Beatles, sabes de qué tema se trata porque Ringo dotaba a cada canción de una base rítmica propia e inconfundible.

- ¿Cuál fue su principal aportación al cuarteto?

- En el plano musical, destacaría su concepción melódica de la batería y que no se limitó a ese instrumento, sino que echó mano de la pandereta, los bongos, crótalos, timbales, congas... Era un percusionista integral. Desde el punto de vista humano, fue una pieza esencial para limar las asperezas producidas por la fricción de egos.

- Escribió sólo un par de composiciones en solitario para The Beatles, 'Dont' Pass Me By' y 'Octopuss Garden', aunque también firmó algunas más con sus compañeros...

- Aparte de la ñoña 'Christmas time', firmó con ellos divertimentos gamberroides como 'Flying', 'Maggie Mae' o 'Dig It', títulos totalmente prescindibles del catálogo 'beatle'.

- ¿Qué le parece como vocalista? Además de en los temas que compuso también cantó en 'With a Little Help From My Friend' y 'Yellow submarine'...

- No tiene el rango o la fuerza de Paul o John ni la sutileza de George, pero en el contexto de cualquier otra banda, podría haber sido perfectamente la voz solista. Tiene una onda quizás algo country pero lo suficientemente solvente para defender los temas que le encomendaron.

- ¿Ha seguido su carrera en solitario?

- Sí, pero no de forma tan exhaustiva como la de los otros Beatles. En las carreras en solitario de John, Paul o George hay obras maestras, pero también trabajos para olvidar. No es el caso de Ringo, en el que no hay ni una cosa, pero tampoco la otra. Son muy recomendables 'Ringo' (1973) o 'Liverpool 8' (2008).

- ¿Quién le parece más en forma en directo, Ringo o Paul?

- Los dos tienen muchas tablas y se entregan al público. Últimamente sufro bastante con la garganta de Paul McCartney, que tiene dificultades para llegar a las notas por las que se paseaban sus cuerdas vocales hace 30 años y en algunas canciones se ve obligado a bajar uno o dos tonos. Pero ahí les tienes a los dos, con casi 80 años y haciendo buen rock and roll. Creo que tiene mucho mérito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos