Las carpas vuelven a la Sargía

Un estanque. Natalia Cambronero eligió esta entrada a la Sargía para plasmar sus recuerdos. /  F. DE LA HERA
Un estanque. Natalia Cambronero eligió esta entrada a la Sargía para plasmar sus recuerdos. / F. DE LA HERA

Siete artistas participan en el proyecto 'La ciudad nos habla', que combina las artes plásticas con la arquitectura paisajística de Irun

MARÍA JOSÉ ATIENZA IRUN.

Mediada la cuesta de San Marcial, en uno de los accesos al parque de la Sargía, la artista Natalia Cambronero convierte un bloque de cemento gris en una limpia corriente de agua por la que circulan carpas de color naranja. Paleta y pincel en mano, Natalia rinde homenaje al parque de su niñez y adolescencia. «La Sargía fue un lugar de juegos muy importante para mí y para la gente de mi generación», dice. «Recuerdo el antiguo parque con mucho cariño. Cuando me propusieron participar en este proyecto, pensé en la Sargía y con las carpas, he querido hacer un guiño a sus antiguos estanques».

Natalia Cambronero es una de las siete participantes en el proyecto de arte urbano 'La ciudad nos habla', impulsado por el área de Cultura y que ha llevado a cabo la asociación Il Duomo. María Maldonado, Neus Álvarez, Jon Rodríguez, Iñigo Pastrana, Elena Lusa y Ainara Ruiz completan el grupo de artistas que ha tomado parte en la propuesta. Las obras de todos ellos pueden verse en distintos puntos del parque de la Sargía y en el paseo del Real Unión.

Las intervenciones de los siete artistas se enmarcan en un proyecto que tiene su origen en 2016. Aquel año, la asociación Il Duomo, formada por Juncal Alfonso y Arantza Albisu gestionaba la Academia Municipal de Dibujo y Pintura. «En aquel momento, colaboramos con la artista Ainara LeGardon en la experiencia 'Soinulabor', una iniciativa lanzada desde el departamento de Cultura del Ayuntamiento de Irun», explica Juncal Alfonso. «En 2017, ante la demanda del alumnado participante de poder participar en próximos talleres que combinaran distintas disciplinas, surgió el proyecto 'Hibridación de orbitales', con el que llevamos a cabo cinco talleres. Este año, hemos seguido con el proyecto, pero hemos desarrollado un único taller de arte urbano, que lleva el nombre de 'La ciudad nos habla'».

El objetivo de esta propuesta ha sido «combinar las artes plásticas con la arquitectura paisajística de la ciudad, desde un punto de vista contemporáneo, incidiendo en las nuevas tecnologías y los nuevos lenguajes y, a la vez, poniendo la mirada en nuestro patrimonio, su conservación y una reflexión en torno al lugar donde habitamos», añade Juncal Alfonso. «Cada uno de los siete artistas participantes en el proyecto ha planteado su propia propuesta, en una zona que le remueve, que significa algo para él. Es una forma de que el arte esté en la calle, de que la gente lo vea y dialogue sobre el tema».

 

Fotos

Vídeos