El Bidasoa-Irun acabará la semana con un torneo internacional

Mikel Zabala volvió a jugar en Ipurua, pero esta vez vestido de amarillo. /  MORQUECHO
Mikel Zabala volvió a jugar en Ipurua, pero esta vez vestido de amarillo. / MORQUECHO

Los irundarras viajarán a Grenoble para disputar dos partidos | Adrián Crowley tendrá que pasar por quirófano por culpa de una luxación de hombro y se perderá lo que resta de campaña

Borja Olazabal
BORJA OLAZABAL IRUN.

La pretemporada invernal del Bidasoa-Irun sigue adelante. La semana pasada acabó con el primer partido amistoso del mes de enero y esta llegará a su fin con el compromiso más interesante de este periodo de trabajo, el torneo internacional que los irundarras disputarán en Grenoble. Las cosas marchan bien en lo deportivo, pero las malas noticias en forma de lesión parece que no tienen fin en el vestuario de Artaleku. La última ha sido la de Adrián Crowley, que sufrió una luxación de hombro en el entrenamiento del viernes y pasará por quirófano.

Con la baja del irundarra, Iñigo Aldaba y Mikel Zabala tendrán que dar un paso adelante. Este último vivió un día especial el pasado sábado, cuando volvió a Ipurua para jugar el amistoso ante el DS Blendio Sinfín. Hay que recordar que Zabala llegó este verano al Bidasoa desde el Eibar Eskubaloia y que el amistoso del sábado fue una vuelta a casa.

Los hombres de Jacobo Cuétara jugaron un buen partido y consiguieron la victoria, 27-23 (16-9 al descanso). El resultado en un amistoso no es lo más importante, pero no hay duda de que los triunfos dan alegrías y que con una sonrisa se trabaja mejor.

El de Eibar fue el primero de los amistosos programados para este mes de enero y el fin de semana llegarán el segundo y el tercero, dentro del torneo internacional Masters de Handball de la localidad francesa de Grenoble. La cita será de las de anotar para los bidasotarras, ya que hace mucho tiempo que no realizan una incursión de este calado en Europa. La expedición partirá el viernes y lo hará en avión, jugará el sábado y el domingo y volverá, también por aire, el lunes.

Istres y Grenoble o Metalurg

En el torneo francés, con formato de final a cuatro, el Bidasoa jugará el sábado una de las semifinales contra el Istres, de la máxima categoría francesa. Los galos son los colistas y los de Irun ya le han ganado esta temporada al Toulouse, décimo, y han empatado contra el Nimes, que es quinto.

Para el domingo quedaría la final o el partido por el tercer y cuarto puesto. Los de amarillo se enfrentarán al ganador del Grenoble- Metalurg. Los franceses juegan en la segunda división de su país, en la que ocupan un discreto décimo puesto, mientras que los de Skopje (Macedonia), compiten en la Liga SEHA y esta temporada han participado en la Champions League. En la liga de su país, como el Vardar, entran solo en la fase por el título.

Lesión de Crowley

A última hora de la tarde de ayer, Adrián Crowley tuvo consulta con el traumatólogo, que sirvió para confirmar, como se preveía, que va a tener que pasar por quirófano para solucionar la luxación de hombro que se produjo en el entrenamiento del viernes. Es la cuarta vez que sufre esta lesión y, una vez operado, estará tres meses de baja, por lo que se pierde todo lo que resta de temporada.