«Podemos hacer muchas relaciones con Eibar»

A.E.EIBAR.

El éxito de Miranda tiene que ver con la generación de una plataforma logística unida a la intermodalidad, es decir, la articulación de diferentes modos de transporte utilizando una única medida de carga (generalmente contenedores). De esta manera se consigue realizar las operaciones de trasbordo de cualquier mercancía más rápidamente con la ventaja de que el control aduanero se realiza en ese recinto, y no el puerto tradicional. «Eibar tiene déficit de espacio. Si una empresa eibarresa quiere optimizar los costes del transporte de su carga puede hacerlo a 45 minutos, en un puerto seco y con cientos de metros cuadrados, en Miranda, abriéndole la puerta al mundo y conectándolo con los grandes ejes, por medio de espacios colaborativos», decía Martínez. De esta manera, las carencias de espacio que padece Eibar se pueden ver facilitadas con los movimientos que se pueden dar en Miranda. «Podemos hacer muchas relaciones con el sector empresarial de Eibar manteniendo las empresas allí y realizando operaciones logísticas con nosotros. Crecen las empresas de Eibar haciendo en Miranda lo que no pueden hacer allí, dentro de uniones colaborativas. Desde nuestra perspectiva vemos áreas funcionales y no unidades administrativas que posibilitan un ahorro de costes y de tiempo. Desde Miranda podemos tomar la mercancía y llevarla en tren al puerto que nos diga el cliente y luego la podemos mover en barco. El ahorro en costes es brutal». A partir de ahora, ese círculo de transporte se va a retroalimentar con otras empresas auxiliares que se sienten atraídas por otras empresas tractoras. «Desde el sector aeronáutico se están produciendo esas sinergias y firmas como Seur van a emplear a 200 trabajadores con instalaciones del calibre que tienen en Barcelona. Stef, la empresa líder a nivel europeo de la logística bajo temperatura controlada, y a la par una de las 10 empresas más importantes de España ha apostado por Miranda».