Plataforma Errebal llama a la protesta mediante carteles en las ventanas

Queja. Un signo de exclamación y otro de interrogación. / MORQUECHO
Queja. Un signo de exclamación y otro de interrogación. / MORQUECHO

El colectivo denuncia la degradación de la zona once años después del derribo de la plaza del mercado

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

En los últimos días algunas viviendas de la calle Errebal y su entorno han descolgado telas blancas con un signo de exclamación y otro de interrogación en color rojo. La imagen responde a la convocatoria de la Plataforma Errebal que llama a protestar por «más de una década de degradación a la que llevan sometidos».

Una nota emitida esta semana llama al vecindario a secundar la protesta en ventanas, escaparates o redes sociales. «La operación que habían organizado con una empresa que no tenía ni sede social fracasó, habilitaron un parking que no asfaltaron hasta que faltaron escasos días para elecciones» recuerdan. La plaza del mercado de Errebal se cerró en noviembre del año 2007 para su derribo dos meses más tarde. La adjudicación a Eibar Boulevard y su posterior quiebra dejaron un solar y dos años de pérdida, además de los siguientes procesos administrativos. El solar Errebal llegó a ser un parking provisional y en 2015 se adjudicó nuevamente el proyecto a la empresa Dragados. Sin embargo, el incumplimiento de plazos y condiciones por parte de esta firma llevó a la rescisión del acuerdo y la paralización de las obras hace un año.

Este proceso que dura ya más de una década ha sido objeto de críticas desde la oposición hacia el equipo de gobierno municipal, y ahora también hay discrepancias sobre los usos de la futura Errebal Plazia. Desde la Plataforma Errebal se reclama que se respete el proceso de participación llevado a cabo, que «abogó por el mantenimiento de la plaza del mercado y dotarlo de nuevas tipologías de negocios, pero en ningún caso decidió que los puestos de la plaza debían ser expulsados del mercado».

El tiempo ha hecho mella en una zona que debía ser uno de los polos de atracción comercial del municipio y desde la Plataforma Errebal señalan esta situación. «Una de las calles más anchas de la ciudad se ha quedado con una única acera estrecha, en uno de los puntos con más tránsito de personas. Se ha degradado la zona como hábitat, se ha devaluado el valor comercial de los locales, han condenado al comercio tradicional a subsistir en unas condiciones pésimas».

La Plataforma Errebal anuncia también una nueva asamblea de cara a reorganizarse y reclamar mejoras de cara a acabar con lo que denominan «un abandono injustificable». Mientras tanto animan a colgar de las ventanas el símbolo de protesta '!?' en color rojo.

 

Fotos

Vídeos