Cormán, Keixeta y Txopitea para 2019

Sala. La casa de cultura Portalea cuenta con un espacio privilegiado para la realización de exposiciones artísticas o muestras de corte histórico. / FÉLIX MORQUECHO
Sala. La casa de cultura Portalea cuenta con un espacio privilegiado para la realización de exposiciones artísticas o muestras de corte histórico. / FÉLIX MORQUECHO

Portalea albergará un total de catorce exposiciones con destacadas muestras individuales |

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

Las últimas exposiciones del 2018 aún están abiertas al visitante en Portalea. La sala de exposiciones de la casa de cultura cierra un calendario variado pero no para. Enero traerá nuevas propuestas en un programa que cada año tiene un buen número de fechas reservadas de antemano por la actividad que desarrollan los colectivos y escuelas artísticas de la ciudad. Entre el resto de fechas este año habrá selección de nombres propios, con exposiciones de Jesús María Cormán, Keixeta y una muestra que recupera la obra de Daniel Txopitea a través de su hija Ainize.

La primera de las exposiciones de 2019 abrirá sus puertas el día 11, ocupando la totalidad de la sala. Jesús María Cormán presenta una muestra titulada 'Introspectiva', una colección que combina su pintura de los últimos cinco años con trabajos recientes, elaborados expresamente para el espacio de Portalea. El pintor guipuzcoano es conocido también como autor de relatos y poesía, pero en la colección que presentará en Portalea bascula entre la abstracción más pura y representaciones de lo que denomina «lo natural».

Febrero llegará con otra exposición en la que un autor ocupará la totalidad de espacios. Txiki Agirre 'Keixeta' presentará una colección en la que un hayedo de cerámica tendrá un papel importante. El artista zestoarra afincado en Zumaia dará también cabida a su obra en pintura para presentar una colección en la que reunirá trabajo de los tres últimos años.

En marzo los distintos espacios de la sala de exposiciones comenzarán a diversificarse, en un mes en el que el tema de la mujer será protagonista. Así será en 'Subversivas', una muestra que ocupará la zona de columnas y la galería desde el 8 de marzo y '17 objetivos para transformar nuestro mundo', un trabajo de UNESCO que se situará en la zona de la cúpula.

Los meses siguientes mantienen fidelidad con exposiciones anuales. La Asociación Artística Eibarresa presentará su trabajo en abril y compartirá espacio con Eibar BHI. El Bachillerato Artístico del antiguo Instituto Ignacio Zuloaga retornará a Portalea. Después vendrá Mayo Fotográfico que ocupará toda la sala aunque a falta de conocer el programa presentará tres exposiciones diferenciadas. Al mes de junio y el cierre veraniego se llegará con los trabajos de fin de curso de las escuelas municipales de dibujo y cerámica, una muestra colectiva que llena Portalea de creatividad con la obra de alumnos de todas las edades.

Dos Txopiteas

Septiembre supondrá el regreso a la actividad en Portalea con una exposición especial. El artista eibarrés Daniel Txopitea será recordado en una exposición a través de las manos de su hija Ainize. Ella ya sabe lo que es exponer en la misma sala a título individual, pero en esta ocasión llegará con una muestra que une a dos generaciones de los Txopitea. Está previsto que la muestra ocupe la totalidad de la sala y abrirá sus puertas el 27 de septiembre.

Ya en octubre los artistas jóvenes serán protagonistas con la exposición itinerante del certamen Ertibil que organiza la Diputación de Bizkaia. Los seleccionados conforman una muestra con un máximo de una veintena de participantes y se exponen en varias localidades.

La recta final del año contará con las habituales exposiciones de ganadores y obras seleccionadas en el Concurso de fotografía Indalecio Ojanguren, la muestra filatélica Exfibar y la exposición colectiva de la sección de fotografía del Club Deportivo Eibar.

La última actividad de 2019 se inaugurará el 12 de diciembre y tendrá como título 'Gurs experience', una exposición histórica sobre el campo de concentración de Gurs por el que pasaron unas 60.000 personas entre 1939 y 1945. Dada su ubicación cercana al País Vasco, entre los presos de Gurs hubo miles de vascos, y la muestra recoge testimonios y aspectos históricos.

 

Fotos

Vídeos