Concierto de txistu contemporáneo

Entonados. Integrantes de la Banda de txistularis Usartza, antes de comenzar con uno de los ensayos de esta semana./FÉLIX MORQUECHO
Entonados. Integrantes de la Banda de txistularis Usartza, antes de comenzar con uno de los ensayos de esta semana. / FÉLIX MORQUECHO

La Banda de txistularis Usartza ofrece el domingo su actuación de Santa Cecilia con piano, acordeón, metal y cuerda

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHOEIBAR.

La Banda de txistularis Usartza tiene el instrumento a tono para ofrecer una actuación en cualquier momento. Salir en pasacalles no es nada nuevo para ellos pero lo que preparan para este domingo no tiene nada que ver. «Esto lleva mucho tiempo de preparación, muchos ensayos», reconocen. Un concierto de cámara requiere un auditorio adecuado y el Teatro Coliseo se convertirá en el escenario para albergar un txistu bien acompañado.

«Queremos ofrecer un concierto fácil de escuchar, para degustar, y por eso hemos preparado un programa entretenido tanto para tocar como para el público», explica la directora Elena Pérez. Para ello se han apoyado en autores contemporáneos gracias a que su instrumento se mantiene vivo. «El txistu ha experimentado una evolución tremenda en los últimos veinticinco años, tanto el instrumento en sí como la música», señala. De sus tiempos de estudiante recuerda que a menudo se les planteaban partituras escritas para flauta travesera buscando variar melodías. «Pero en los últimos años se ha escrito muchísimo, hay miles de páginas escritas para txistu y aquello ya no es necesario».

Eso permite que el concierto de este domingo cuente con un programa que, salvo en una pieza, está íntegramente escrito para txistu. Sin embargo Usartza huye del purismo y ofrecerá un concierto en el que sus integrantes estarán acompañados por otros músicos, la mayoría bien conocidos por experiencias anteriores. «Por ejemplo el cuarteto de cuerda toca muy a gusto con nosotros. Este concierto es una oportunidad para salirnos de lo habitual», indica la directora.

«Quienes vienen disfrutan, y siempre hay gente que se va sorprendidísima»

El txistu es un instrumento que se liga en muchas ocasiones a la fiesta. Tal vez por ello el concierto arrancará con la melodía cinematográfica de 'El puente sobre el río Kwai', «una gamberrada», sonríe Elena Pérez. El resto del programa incluye una única pieza del repertorio más tradicional de txistu, 'Belkoain', de González Bastida. «También tenemos 'Itsasora mezu bat', que es una obra muy sugerente con un cambio de ritmo muy bonito, un concierto típico barroco para piano y txistu, tocaremos 'Elorri orri', una pieza muy moderna, entretenida, muy cañera y también 'Aire zahar bat' de Jabier Ituarte pero basada en un tema popular», destaca Pérez. Una habanera de Ruper Lekue añadirá tintes cálidos al concierto, «es una habanera muy moderna, con el chelo marcando el ritmo».

Este repertorio basado en autores contemporáneos y obras actuales se presentará ante el público gracias a la colaboración con formaciones y solistas que ya saben lo que es tocar con los txistularis eibarreses. Las profesoras Marisol Arrillaga e Isabel Laspiur tocarán en lagunas piezas el acordeón y el piano respectivamente, mientras que en algunas piezas Usartza tendrá a su lado al quinteto de metal 'Molto vivace' y al cuarteto de cuerda 'Harituz'. «Tenemos algo de percusión con batería y marimba, y el resto de instrumentos. Todo eso hace que sea un concierto diferente a los habituales de banda de txistu».

Escenario adecuado

Los músicos de todo signo saben que el 22 de noviembre es una fecha marcada en rojo para quienes leen pentagramas. Santa Cecilia es su patrona y cada año hay conciertos y actuaciones en torno a esa fecha. El concierto de cámara de la Banda de Txistularis Usartza ha conocido distintas páginas del calendario, pero en los últimos años se ha situado en torno a esa fecha. «Tocaremos el fin de semana previo a Santa Cecilia, y es nuestra celebración», señalan.

El Teatro Coliseo no es extraño para los integrantes de Usartza, aunque de la docena de actuaciones que celebran a lo largo del curso la mayoría tienen lugar en la calle. «El tipo de piezas, los instrumentos que nos acompañan, todo eso requiere un escenario adecuado, y en el Coliseo tocamos muy a gusto».

La entrada para este concierto es gratuita y los integrantes de Usar- tza llaman a saciar la curiosidad y escuchar algo nuevo. «No acostumbramos a tener un público demasiado numeroso, pero quienes vienen disfrutan del concierto, y siempre hay gente que se va sorprendidísima», recalca Elena Pérez. La preparación del concierto se acelera en estos últimos días, porque aunque Usartza cuenta con músicos de calle, también saben ponerse a cubierto. «Nos encanta la kalejira, pero animamos a que nos conozcan en otra versión», sugieren.

 

Fotos

Vídeos