Cerradas las escaleras a Ardantza hasta que se repare un muro

Cierre. Las vallas cierran el paso junto al muro en el que se han observado desperfectos. / F. MORQUECHO
Cierre. Las vallas cierran el paso junto al muro en el que se han observado desperfectos. / F. MORQUECHO

Alokabide deberá hacer frente a la reparación una vez analizada la situación de una pared que se había abombado

Félix Morquecho
FÉLIX MORQUECHO EIBAR.

La necesidad de reparación en una pared de ladrillos del edificio de garajes de las viviendas de Ardantza ha obligado a que las escaleras que discurren a su lado permanezcan cerradas. La medida se tomó por precaución, y a pesar de que no se ha constatado un peligro de caída, el cierre de este paso se mantendrá hasta que se complete la reparación precisa.

La escalera situada frente al número 11 de las viviendas de Ardan- tza permanece clausurada con vallas, tanto en su parte superior como inferior, desde hace varias semanas. El problema se observó en el muro aledaño que pertenece al inmueble que alberga los garajes de las viviendas de protección oficial correspondientes a los números del 1 al 15 de esta calle.

Al tener conocimiento de que esta pared se había abombado, el departamento municipal de Servicios procedió a establecer un perímetro de seguridad que obligó a cerrar el paso. Al mismo tiempo, puso los hechos en conocimiento de Alokabide, la sociedad para alquiler de vivienda pública del Gobierno Vasco responsable de la edificación. Tanto la arquitecta municipal como técnicos del Gobierno Vasco revisaron la situación y, a pesar de que no advirtieron riesgo de caída inminente, el Ayuntamiento decidió mantener el cierre por prevención.

Según fuentes municipales la forma en la que se encuentran sujetos los ladrillos que conforman la pared no hacen prever que pueda haber una caída. Sin embargo, sí será precisa una reparación que debe realizar Alokabide. La sociedad cuenta ya con un estudio finalizado la semana pasada acerca del estado del muro, y en las próximas semanas deberá acometer los trabajos de fijación de la estructura para la reapertura del paso.

Los vecinos pueden seguir utilizando el ascensor que hay en la misma unidad urbanística o el que se sitúa en la parte trasera del Ayuntamiento, que accede a la misma altura, así como la cuesta que bordea el jardín que hay junto a la escalera cerrada.

Precedente a pocos metros

No es la primera vez que esta unidad residencial sufre problemas similares, ya que la pared de ese mismo edificio de garajes tuvo un problema similar en el año 2013. En aquel momento, el desperfecto apareció de forma visible en la zona más cercana a las vías del tren, que pasan por un puente junto a esta urbanización. También entonces se cerró el paso a peatones junto al muro para evitar riesgos y se contemplaron distintas medidas en una pared con una superficie mayor que la actual. Finalmente se retiraron los ladrillos dejando la pared desnuda, aspecto que ha mantenido hasta ahora.

Ardantza cuenta con 56 viviendas de protección oficial que fueron entregadas en el año 2008. Fueron 6,6 millones de euros de inversión para cerrar uno de los proyectos más importantes de VPO en Eibar.

 

Fotos

Vídeos