La estación del AVE tendrá tres andenes y funcionará con energías renovables

Adif saca a concurso la redacción del proyecto básico, que debe prever cómo será el entorno. Compartirá parking con la intermodal de autobuses e incluye el diseño de la plaza de Tabakalera

ANA VOZMEDIANOSAN SEBASTIÁN.
Toda la zona va a experimentar un cambio importante en los próximos años./
Toda la zona va a experimentar un cambio importante en los próximos años.

DV. Adif ha sacado a concurso el proyecto para la nueva estación del AVE en San Sebastián, que supondrá la reforma de la actual. La entidad que ha sustituido a Renfe en todo lo que se refiere al tráfico ferroviario exige que sea un edificio sostenible que se coordine con la estación de autobuses, que plantee la remodelación del edificio anexo a la estación y, además, que cuente con un plan de obras que permita la realización de los trabajos sin que deba suspenderse el servicio de todas las circulaciones ferroviarias en ancho convencional e internacional.

La accesibilidad y el uso de energías renovables priman también entre las condiciones que se imponen desde Adif, que asume el aparcamiento de setecientas plazas de la estación de autobuses será común para ambas infraestructuras de transporte.

La adaptación de la estación de Atocha, (la estación del Norte es su nombre oficial), a la llegada de la alta velocidad ferroviaria es imprescindible, pero la convocatoria del concurso se ha retrasado más de lo previsto, aunque ya haya recibido la luz verde a su tramitación.

Hace unos días, el alcalde Odón Elorza acudió a Madrid para presionar sobre el proyecto, ya que está relacionado también con la intermodal de autobuses y con todo el entorno de la nueva plaza de Tabakalera e, incluso, con los lugares que ocuparán las paradas de taxis o la conexión de la estación ferroviaria con toda la trama urbana que lo rodea. Porque toda esta zona está llamada a sufrir una transformación importante.

Una vez que se cuente con el proyecto básico, Adif, la entidad ferroviaria estatal que financiará la obra, podrá realizar actuaciones públicas como iniciar expropiaciones, pedir licencias y permisos oficiales o iniciar periodos de información pública sin necesidad de esperar a la terminación del proyecto de construcción.

El edificio de la estación actual experimentará cambios, porque la llegada de los trenes de alta velocidad exigen nuevas condiciones que, además, deben tener en cuenta que se combinarán con los ferrocarriles existentes de ancho convencional. Sobre todo con los de cercanías, que cuentan con una clientela importante.

Tres andenes

Las exigencias del pliego de condiciones del concurso hablan de tres andenes, de los que uno recibirá las dos vías convencionales y los otros dos darán servicio a los cuatro del TAV. Deberán contar con marquesinas de protección en una longitud de unos 200 metros, con soluciones que pueden resolverse manteniendo la actual, que se considera digna de preservación por parte de las autoridades municipales.

La conexión entre el edificio de viajeros y los distintos andenes deben ser objeto de definición en este proyecto básico y se deberá separar también el control entre quienes utilicen la alta velocidad y entre los que sigan viajando en los trenes convencionales. Todos los accesos y conexiones entre los andenes deberán contar con escaleras fijas, mecánicas y ascensores que sean accesibles tanto para personas de movilidad reducida como a carritos portaequipajes.

Una de las condiciones es que la estación esté bien comunicada con el exterior, con el que existe actualmente y con el que está previsto. En este sentido es en el que se pide que se tenga en cuenta esa intermodal que proyectan Ayuntamiento y Diputación, pero también la comunicación del barrio de Egia a través de lo que será la plaza de Tabakalera, elevada sobre las catenarias del tren. El pliego de condiciones establece también que se deberá presentar un diseño de urbanización y ajardinamiento exterior que deberá regirse por criterios de fácil accesibilidad, limpieza y mínimo mantenimiento.

Se deberán definir también los viales necesarios para organizar los diferentes tráficos que llegan a la nueva Atocha, vehículos particulares, taxis, autobuses de línea o peatones. Incluso bicicletas. Y debe proyectarse un circuito que permita circulaciones independientes que contribuyan a la fluidez. El diseño deberá incluir también el cerramiento de la estación con un vallado diferente al de la vía férrea, al menos en el espacio comprendido en toda la longitud de andenes, de forma que se evite el acceso indebido a la zona de vías sin pasar por el debido control de pasajeros.

Dentro del capítulo de utilización de energías renovables o de exigencias de sostenibilidad, se pide también que todas las acometidad para instalaciones externas tengan el menor impacto posible.

¿Qué espacios tendrá? Un vestíbulo, sala de embarque de alta velocidad, sala club, información, venta de billetes y atención al cliente; aseos, vestuarios, oficinas, almacenes, cuarto de instalaciones y locales comerciales, entre los que se podría contar con algún establecimiento hostelero.

Fotos

Vídeos