La Guardia Civil prosigue la búsqueda de los hijos de Juana Rivas

Juana Rivas, a su salida de los juzgados de Granada.

Las fuerzas de seguridad no harán una «excepción» pese a que la madre, «feliz» de estar con los niños, quedara en libertad

JOSÉ M. CAMARERO

Cada una de las causas que se entremezclan en el caso de los hijos de Juana Rivas sigue su propia trayectoria, a tenor de los trabajos que continúan realizando las Fuerzas de Seguridad del Estado para encontrar a los dos niños de once y tres años, en paradero desconocido desde que su madre se negara a entregarlos al padre, acusado de malos tratos, Francesco Arcuri, como había dictado un juez. Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional mantienen activado el protocolo de localización «sin excepción», a pesar de que la mujer haya quedado en libertad tras su paso por el juzgado de guardia de Granada.

La comparecencia de la propia Juana Rivas ante el juez el pasado martes no paraliza la investigación para hallar a los menores, determinada por otro juez de instrucción de la ciudad andaluza, por el que se obliga a la madre a entregar a sus descendientes al progenitor, de nacionalidad italiana. Rivas quedó en libertad provisional por los delitos de sustracción ilegal de menores y desobediencia a la autoridad, pero aún se enfrenta a posibles sanciones por la desaparición de los hijos, entre las que se encuentran las que podría solicitar la Fiscalía.

Fuentes policiales recuerdan que no ha habido ningún cambio que afecte a los trabajos de búsqueda de los menores tras la comparecencia de Rivas. El juzgado encargado del caso ha pedido auxilio a las fuerzas de seguridad para localizarles «en cualquier lugar donde se encuentren» y llevar así la ejecución de la sentencia que continúa vigente.

De hecho, agentes de la Guardia Civil se han personado en el domicilio familiar ubicado en Maracena (Granada) para encontrar alguna pista sobre el paradero de los dos niños. Allí, como era de esperar, no encontraron ninguna respuesta, por lo que no pudieron avanzar en su investigación, al no poder acceder a la vivienda sin una orden de registro judicial. Por eso, el instituto armado no descarta solicitar esa intervención, aunque no lo podría hacer hasta el próximo 1 de septiembre, cuando los juzgados retoman la actividad ordinaria tras el mes de agosto.

Mientras tanto, la hermana de Juana Rivas informó ayer que la madre «ahora está feliz con sus niños y el mayor, que estaba muy desesperado -presumiblemente no querría volver con su padre-, está más tranquilo», aclaró, para destacar que los tres se encuentran «descansando de la presión».

Más

Fotos

Vídeos