Diario Vasco

Contrarreloj para evitar la vuelta a las urnas

Felipe VI recibe en audiencia a la presidenta del Congreso, Ana Pastor.
Felipe VI recibe en audiencia a la presidenta del Congreso, Ana Pastor. / Archivo
  • La constitución de una gestora en el PSOE podría avalar la abstención ante la investidura de Mariano Rajoy

Tras el traumático comité federal del sábado con el consiguiente adiós de Pedro Sánchez, el PSOE se reinicia y la vida política de España continúa. Los partidos trabajan contra reloj para acabar con el bloqueo institucional y evitar así una nueva cita con las urnas. Sólo quedan cuatro semanas para que llegue la fecha límite del 31 de octubre y el Rey, a falta de nuevo presidente, disuelva las Cortes y firme la convocatoria de elecciones, las terceras en un año.

Antes de esta fecha, Felipe VI debería celebrar una nueva ronda de consultas para sondear las intenciones de todos los partidos pero sólo propondría un candidato si se definen con claridad los apoyos para conseguir una investidura.

Para dicha convocatoria se ha descartado esta semana por la evidente falta de acuerdos entre los partidos agravada por la crisis interna que vive el PSOE, quien ahora debe dirimir si permite o no la investidura de Mariano Rajoy. Por tanto, al menos hasta la próxima -con un día festivo de por medio- no parece previsible que el Monarca convoque a los partidos. De hacerlo finalmente y proponer un candidato, el pleno de investidura podría celebrarse esa misma semana, aunque el 20 y 21 de octubre, Rajoy debería acudir a una reunión del Consejo Europeo en Bruselas.

Esto con el plan más optimista, aunque todo indica que no podrá convocarse ese debate hasta la ultima semana de mes, al límite del plazo y con la dificultad añadida de que los días 28 y 29, tanto el Rey como el presidente del Gobierno en funciones tienen cita en Cartagena de Indias (Colombia) para participar en la cumbre iberoamericana.

Y si hay elecciones...

Aunque todos los partidos dicen no querer unas terceras elecciones, el PP ha presentado ya en el Congreso, con el visto bueno de todos los grupos incluido el socialista, su anunciada reforma de la ley electoral para votar el día 18 de diciembre en vez del 25, en el caso de que se tengan que repetir los comicios.

Además de recortar en una semana el periodo de 54 días entre la convocatoria de las elecciones y el día de los comicios, el texto agiliza plazos legales, suprime gastos y también requisitos para las candidaturas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate