Diario Vasco

El PP de Gipuzkoa pierde su representación en nueve ayuntamientos

La noche electoral del domingo fue triste en la sede del PP.
La noche electoral del domingo fue triste en la sede del PP. / USOZ
  • La debacle electoral le deja con concejales sólo en Donostia, Irun y Hondarribia, más otro probable en Lasarte-Oria

Una de las consecuencias más dolorosas para el PP de Gipuzkoa de los malos resultados en las elecciones del domingo fue comprobar que su representación en los ayuntamientos se reducirá a la mínima expresión. Los populares han perdido los concejales que tenían en nueve municipios del territorio (Errenteria, Pasaia, Eibar, Arrasate, Beasain, Zarautz, Andoain, Elgoibar y Zumarraga), por lo que la próxima legislatura sólo contarán con representantes en tres ayuntamientos: San Sebastián (3), Irun (2) y Hondarribia (1). Es probable que a estos tres se una finalmente Lasarte-Oria, ya que los últimos recuentos de voto daban ayer un concejal al PP en detrimento del PNV, que se quedaría con dos ediles, por una diferencia de tres votos.

Este batacazo en todo el territorio tuvo también su reflejo en las Juntas Generales, donde el candidato a diputado general, Juan Carlos Cano, se queda como único juntero. Los populares pierden de esta forma su grupo propio, al bajar de cuatro representantes a uno, y se convierten en la quinta fuerza por detrás de Podemos.

«No nos merecemos algo así», era la frase que se decían mutuamente los concejales populares que se vieron desalojados de los ayuntamientos la noche del domingo. En la sede del PP en San Sebastián, algunos no podían contener las lágrimas. Era el caso de Asun Guerra, que ha sido juntera y concejal por Andoain esta legislatura y que el domingo perdió ambas representaciones, ya que iba como número tres en la lista de las Juntas y el PP no sacó ningún edil en Andoain. «Al menos mañana a las ocho tengo que trabajar -se consolaba Guerra, que es médico-, por lo que tampoco tendré mucho tiempo para lamentarme».

Para muchos de los concejales del PP que tendrán que dejar los ayuntamientos, donde en muchos casos han trabajado solos en la última legislatura, la sensación era más dolorosa al recordar los años en los que vivieron bajo la amenaza de ETA o los compañeros que fueron asesinados por la banda. Era el caso de la concejal de Errenteria María Ángeles Bastos, a la que le venían a la cabeza nombres como el de José Luis Caso y Manuel Zamarreño, concejales del PP en esta localidad que fueron asesinados a finales de los 90. «La gente no tiene memoria», se lamentaba Bastos este domingo, con la mirada perdida, al saber que los populares se quedaban sin los dos concejales que tenían en Errenteria.

Los peores resultados

El PP de Gipuzkoa ha registrado en estas elecciones los peores resultados desde que se presenta con esta marca en unas elecciones forales y municipales. Las primeras en las que lo hizo fueron en 1991, y entonces obtuvo 21.600 votos. En éstas se ha tenido que conformar con 19.388. El mejor resultado histórico del PP en unas forales de Gipuzkoa se produjo en 1999, cuando llegó a sumar 55.029 votos y ocho junteros. Aquellos años también fueron los de mayor acoso terrorista a los cargos públicos del PP.

En el ámbito municipal, los seis o siete concejales (dependiendo de Lasarte-Oria) con los que se queda el PP de Gipuzkoa tras estas elecciones también representan una marca histórica negativa. Con respecto a la pasada legislatura, los populares guipuzcoanos pierden doce ediles, ya que en municipios como Eibar, Errenteria o Pasaia se han quedado sin dos concejales.