Diario Vasco

Un rape Cleopatra para un 'cow boy' moderno

Ethan Hawke lanza un beso de despedida a los cámaras y fotógrafos tras su posado mañanero en el interior del Kursaal.
Ethan Hawke lanza un beso de despedida a los cámaras y fotógrafos tras su posado mañanero en el interior del Kursaal. / JOSÉ MARI LÓPEZ
  • FESTIVAL DE CINE DE SAN SEBASTIÁN - ZINEMALDIA

  • Ethan Hakwe alterna la promoción con una intensa vida gastronómica / Fan Bingbing es la 'tapada': toda una estrella / Hugh Grant y Monica Bellucci llegan hoy

Ethan Hawke deja en Donostia una buena muestra de su talento; a cambio se lleva algún kilo de más. El actor ha compaginado con profesionalidad su trabajo de estrella con las bondades de la gastronomía local. Este 'cow boy' moderno presentó 'Los siete magníficos' y recibió emocionado su premio en el Kursaal, pero la víspera tuvo tiempo de escaparse a Arzak.

Hawke seguía comentando ayer a sus 'compañeros de expedición' la cena que había disfrutado el viernes en el Alto de Miracruz. ¿El menú? Carabineros con Krill, txipiron y tomate negro, rape Cleopatra, cordero con aroma de ciprés y luna cuadrada de postre. No es extraño que al terminar el actor se acercara hasta la cocina para felicitar a Elena Arzak por el festín. «Es muy simpático... y muy atractivo», contaba luego Elena a su aita, Juan Mari Arzak, que sigue al pie del cañón, atendiendo a los festivaleros que llenan su restaurante estos días.

Esperando a Hugh y Monica

Hablamos de Hawke y aguardamos a Hugh Grant, que llega hoy mismo (se le espera hacia las 12.30) para presentar en Perlas 'Florence Foster Jenkins', la película de Stephen Frears que coprotagoniza Meryl Streep, otra añorada Premio Donostia. Aviso a navegantes que siguen anclados en la imagen del actor de sus comedias inglesas: Grant aparece 'mayorcito' en pantalla y también está madurito en la realidad. Y por la noche, hacia las 21.00, se espera en el María Cristina... ¡a Monica Bellucci!

Pero la verdadera estrella de lo que llevamos de certamen, la 'tapada', es la china Fan Bingbing. Y además, se comporta como tal, rodeada de un séquito de maquilladoras, peluqueras y asesores y llegando con retraso a las entrevistas. Pero también es verdad que brilla como pocos en la alfombra roja (su vestido es ya 'la imagen' de la gala inaugural), da juego en sus opiniones (dice que con 'I am not Madame Bovary, la película que presenta hoy en Sección Oficial, quiere abrir otro camino en su carrera) y sobre todo ha puesto a San Sebastián en el mapa para sus millones (millones, sí) de seguidores en las redes sociales. La foto que colgó en Instagram a la entrada del Kursaal llevaba ya ayer más de 40.000 'me gusta'.

Escritoras, policías, blogueras

Hay otras estrellas que disfrutan más discretamente el Festival. Por ejemplo, Cynthia Nixon,la 'Miranda' de 'Sexo en Nueva York', está en Donostia para presentar 'Quiet Passion', la película del gran Terence Davies basada en la vida de la escritora Emily Dickinson.

La actriz acudió al estreno en Tabakalera acompañada de su pareja, Christine Marinoni, y cumplidos sus trámites profesionales aprovecharon el tiempo para descubrir la ciudad. Nixon estaba casada con un fotógrafo, con quien tuvo dos hijos, pero en una manifestación en favor de los derechos homosexuales conoció a Marinoni. Son pareja desde 2004 y tienen un hijo en común.

Y es que, con permiso de Hawke, las chicas mandan en el inicio del Festival. En la presentación de 'El hombre de las mil caras' los actores Eduard Fernández y José Coronado eran los más solicitados, pero no se quedaban atrás Marta Etura y Alba Galocha.

Etura tiene agenda apretada, porque hoy tiene más trabajo: presenta un adelanto de El guardián invisible, la película de Fernando González Molina basada en la trilogía de la escritora donostiarra Dolores Redondo. El filme no se estrena hasta dentro de unos meses, pero hoy empieza la promoción previa y los periodistas podremos vez diez minutos del montaje final. Marta Etura encarna a la policía foral Amaia Salazar, ese personaje que ha seducido ya a tantos miles de lectores en todo el mundo.

Pero también reinó ayer Alba Galocha, la actriz que en la película de Alberto Rodríguez hace el papel de de sobrina de Paesa. Modelo, actriz y bloguera de moda, la Galocha lució espectulares vestidos tanto en la rueda de prensa de la mañana como en el pase vespertino en el Kursaal. La intérprete gallega se estrena en la pantalla grande, donde tiene pendientes de presentar 'No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas', el nuevo trabajo de María Ripoll basado en el best seller homónimo; y 'Plan de Fuga', donde coincide con otros dos actores gallegos, Luis Tosar y Javier Gutiérrez.

Tosar también presenta hoy en Donostia otro adelanto fuera de la programación oficial: 'Los últimos de Filipinas'. Y es que cada vez más productoras aprovechan la concentración de la industria del cine en San Sebastián estos días para adelantar proyectos aún pendientes de estreno.

Copas en el museo

También hubo modelos lucidos en la fiesta inaugural en San Telmo, en la madrugada del viernes al sábado. La lluvia se colaba en el claustro, pero eso no desanimó a los invitados que disfrutaron de la cena oficiada por las gentes de Bokado.

La consejera de Educación y Cultura, Cristina Uriarte, fue de las más animadas en la pista de baile, y la actriz Mireia Gabilondo, que acababa de presentar la accidentada gala en el Kursaal, una de las invitadas más guapas, en título compartido con una espectacular Barbara Goenaga.

San Telmo es un privilegiado y aprovechado espacio para el Festival. Pasadas las tres de la madrugada abandonaban el museo los invitados más festivos y los técnicos de Donostia Kultura se empleaban a fondo minutos después para recomponer el lugar que acogió a mediodía la entrega del Premio Nacional de Cinematografía a Ángela Molina. Una amplia representación del cine español se reunió en torno a la txapela regalada a la actriz y la canción entonada junto al ministro.