La biblioteca digital eLiburutegia alcanzó en 2017 la cifra récord de 45.000 libros prestados

Una usuaria de eLiburutegia muestra la página web de acceso al servicio, en las dependencias de la Biblioteca Central de Donostia, en Alderdi Eder. / USOZGráfico
Una usuaria de eLiburutegia muestra la página web de acceso al servicio, en las dependencias de la Biblioteca Central de Donostia, en Alderdi Eder. / USOZ

Cultura prevé incorporar este año nuevos servicios relacionados con el sector audiovisual. Un total de 22.253 lectores recurrieron a esta iniciativa el pasado año, más del doble que en 2015, su primer año de funcionamiento

ALBERTO MOYANO SAN SEBASTIÁN.

El servicio de préstamo digital eLiburutegia puesto en marcha por la Consejería de Cultura del Gobierno Vasco, en colaboración con la red de bibliotecas de Euskadi, continúa su progresión, con un aumento del 40% en el número de préstamos desde 2015 y una cifra de usuarios que se ha duplicado en ese mismo período. En concreto, eLiburutegia, que arrancó en noviembre de 2014 -durante la anterior legislatura- con el objetivo de combatir las 'descargas' ilegales de libros en formato digital, ha pasado de los 29.580 préstamos contabilizados en 2015 a los 45.456 del pasado año. En cuanto al número de socios, que a finales de 2015 era de 10.160, en la actualidad se sitúa ya en los 22.253 que se han descargado alguno o varios de los casi 16.000 títulos disponibles tanto en castellano como en euskera.

El viceconsejero de Cultura, Joxean Muñoz, realiza una valoración «positiva» de la recepción obtenida por eLiburutegia en estos más de tres años de funcionamiento del servicio, pero destaca que «no hemos llegado a hacerlo suficientemente conocido, algo que nos obliga a hacer un esfuerzo por publicitar y, en general, darlo a conocer para ser capaces de llegar a más público». En este sentido, anuncia que «2018 va a ser crucial de cara a ofrecer novedosos servicios desde eLiburutegia, herramientas que se darán a conocer en los próximos meses y que tendrán que ver, entre otras apuestas, con la ampliación de este servicio al sector audiovisual», ya que, en su opinión, la actual cifra de usuarios se sitúa lejos de haber tocado techo.

En apariencia, es cierto: la iniciativa aún se mueve en cifras muy modestas, si se tiene en cuenta que el número de usuarios potenciales ronda los 980.000 lectores titulares de alguna tarjeta de las más de 300 bibliotecas adscritas a la Red de Lectura Pública de Euskadi. Más allá del hecho de que «el auge de los dispositivos digitales de lectura se ha frenado» en los últimos años, Muñoz considera que «debemos seguir dando a conocer este recurso: la Biblioteca Digital más grande del Estado». Por lo demás, constata que «es lógico que al principio se produzca un incremento muy notable y, posteriormente, ese crecimiento se estabilice».A la luz de los datos, el viceconsejero de Cultura concluye que «se ha demostrado que resulta interesante para la ciudadanía. En 2017 hemos llegado a los 45.456 préstamos, un nuevo récord, y este servicio cuenta ya con 22.500 usuarios, una cifra muy importante en comparación con otros servicios de estas características en otros países».

Otros aspectos destacables, a juicio de Muñoz, son que «ofrece un servicio de información en torno a las publicaciones que tiene valor en sí mismo, al margen de que finalmente tenga lugar o no el préstamo de las publicaciones», así como el «acierto» en el diseño de la plataforma, mediante «una tecnología abierta y con posibilidades permanentes de adaptación a las políticas culturales». En esta línea se sitúan los planes de futuro de la Viceconsejería de Cultura para «potenciar» las prestaciones de eLiburutegia con la puesta en marcha de una oferta de préstamos de películas durante este año.

La plataforma dispone de casi 16.000 títulos, tanto en euskera como en castellano

La biblioteca digital eLiburutegia ofrece sus casi 16.000 títulos en dos formatos: descarga y streaming. El primero permite leer el libro en un dispositivo -PC, ordenador portátil, tableta, smartphone o eBook- tras proceder a su descarga y durante 21 días, mientras que el segundo da la posibilidad de leer el libro sin descargarlo, aunque requiere de conexión a internet. Los usuarios reciben un email a falta de cinco días para que expire el préstamo. Agotado el plazo, el usuario puede conservar la carátula digital para conformar su propia 'estantería' de libros leídos. Entre los títulos más solicitados por los usuarios a lo largo del pasado año figuran 'Elkarrekin esnatzeko ordua', de Kirmen Uribe, con 276 préstamos; 'Patria', de Fernando Aramburu, con 192; 'Ez naiz ni', de Karmele Jaio, con 151; 'Todo esto te daré', con la que Dolores Redondo ganó el Premio Planeta en 2016 y que fue solicitado por 150 lectores; y 'Arotzaren eskuak', de Alberto Ladron Arana, con 144. Muñoz califica de «positivo» tanto el hecho de que en 2017 una obra en euskera haya sido la más prestada como «la presencia de 'Patria' en segundo puesto» ya que «denota un interés de los lectores por obras que están de actualidad». Por el contrario, otros de los títulos más solicitados cuentan ya con un amplio recorrido comercial desde su edición en formato papel hace años, como es el caso del libro de Karmele Jaio. En todos los casos, especialmente en lo que se refiere al catálogo en castellano, la inclusión de un libro en eLiburutegia «se realiza en colaboración con los bibliotecarios, algo que ofrece a las personas usuarias la garantía de que no son únicamente criterios económicos, sino culturales y responden a las demandas de lectura» registrados en los centros públicos de lectura.

Amplia variedad de gustos

El resultado es una lista atomizada que refleja la pluralidad de gustos de los usuarios y que explica quizás que en los primeros puestos de títulos más prestados no figuren cifras desorbitadas. Con un predominio de la narrativa, otros autores destacados son Víctor del Árbol, Jon Arretxe, Camilla Läckberg, Almudena Grandes, Toti Martínez de Lezea, Isabel Allende, Pierre Lemaitre o los inevitables Ken Follett y Paulo Coelho. En el género de ensayo, el éxito de ventas de Yuval Noah Harari con 'De animales a dioses-Sapiens' también encuentra su reflejo en la lista de los más prestados.

En cuanto a las editoriales, la acogida de esta propuesta fue desde su puesta en marcha «extraordinaria», tanto en lo que se refiere a las del País Vasco como a los principales sellos españoles. Desde Elkar o Erein hasta Planeta, pasando Anagrama, Acantilado o Siruela, la mayor parte de las grandes editoriales están presentes en eLiburutegia con destacados títulos de su catálogo. «Ha animado al sector editorial a ofrecer sus publicaciones también en formato digital y, por tanto, ha contribuido a la modernización del sector».

Por otro lado, el 'histórico' que recoge los datos de títulos más prestados en estos tres primeros años de servicio demuestra una especial incidencia entre el público lector euskaldun ya que entre las diez obras más solicitadas, seis son en euskera. «Parece que hay menos tendencia al pirateo en el libro en euskera, probablemente por una cuestión de responsabilidad», señala Muñoz, que también destaca la incorporación inmediata al catálogo de eLiburutegia de casi todos los libros que se publican en este idioma. «Se ha convertido en una plataforma fundamental para proporcionar a la ciudadanía acceso a una parte de la edición en euskera, al margen de dónde vivan. Es evidente que no existen las mismas posibilidades de acceder a la edición en euskera en las capitales o en una localidad pequeña», resalta el viceconsejero.

Muñoz defiende también este sistema de préstamos digitales desde el punto de vista de la sostenibilidad de la industria editorial ya que permite que «parte del beneficio llegue a editores, escritores, traductores... Se trata de un aspecto esencial para que siga existiendo una industria del libro potente».

En cuanto al perfil del usuario de este servicio, los datos facilitados por la Consejería de Cultura indican que el 65,3% son hombres y el 34,7% mujeres. Por edades, la franja de entre 34 y 44 años es la que cuenta con mayor número de lectores del libro digital en préstamo (alrededor de un 24% del total), seguida de la de entre 45 y 54 años (un 22%). En el otro extremo, con apenas un 6%, se sitúan el reducido grupo de lectores de entre 18 y 24 años.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos