Detenido en Terrassa un yihadista reclamado por Alemania

El detenido en Terrasa./E. M.
El detenido en Terrasa. / E. M.

Interior aprovecha la operación para poner en valor el «compromiso» con las autoridades germanas tras la polémica con Puigdemont

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Nuevo golpe al yihadismo internacional, esta vez en Cataluña. Efectivos de los servicios antiterroristas de la Policía han detenido en Terrassa (Barcelona) a un hombre, de 27 años y de nacionalidad marroquí que estaba reclamado por las autoridades alemanas, que le acusan de preparar atentados en suelo germano. De hecho, en su domicilio, se encontraron materiales para fabricar bombas

Los funcionarios Brigada Provincial de Información de Barcelona bajo la coordinación de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional arrestaron al sospechoso en las inmediaciones de la estación de tren de cercanías de Terrassa, localidad en la que actualmente residía su familia y a la que había acudido para ocultarse ante la posibilidad de su inminente detención.

Según informa el Ministerio del Interior, el marroquí empleaba en Alemania la identidad de una tercera persona para no ser detenido por las Fuerzas de Seguridad, ya que le constaban dos búsquedas por la reiteración en la comisión de delitos comunes durante su estancia en España.

«Potencialmente peligroso, se radicalizó estos últimos años tras establecer su residencia en Alemania. Estaba considerado por los agentes alemanes como un yihadista con intención de atentar fruto de las investigaciones practicadas por ellos incautaron en su domicilio de Mannheim (Alemania) propaganda salafista radical y material apto para la elaboración de un artefacto explosivo o incendiario de elaboración casera», ha explicado en una nota el departamento que dirige Juan Ignacio Zoido.

Además, con motivo de esta detención, se ha practicado un registro domiciliario en Terrassa donde se ha intervenido diverso material informático así como varios terminales móviles con tarjeta prepago para su análisis.

Interior ha aprovechado la operación para poner en valor el «compromiso» con las autoridades germanas tras la polémica con la detención en suelo alemán de Carles Puigdemont y su negativa a entregarle por el delito de rebelión. «Esta operación conjunta hispano-germana ha supuesto la neutralización temprana de un peligro real contra la población civil y es una muestra del compromiso de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional con la cooperación internacional entre servicios policiales extranjeros, y es un pilar de trabajo clave ante la amenaza global y transnacional que implica el terrorismo yihadista», ha apuntado el Gobierno.

 

Fotos

Vídeos