Marea rosa contra el cáncer

Más de 4.000 personas han desafiado al frío en la marcha solidaria de la Asociación Guipuzcoana Katxalin en apoyo a mujeres afectadas por el Cáncer de Mama y/o Ginecológico

Salida de la marcha desde Alderdi Eder. /J. Usoz
Salida de la marcha desde Alderdi Eder. / J. Usoz
Ana Vozmediano
ANA VOZMEDIANO

Pese al mal tiempo de esta mañana en San Sebastián, más de 4.000 personas se acercaron a Alderdi Eder para participar en la marcha de la marea rosa, la que se rebela contra el cáncer de mama y pide apoyo e investigación. El acto comenzó desde este céntrico punto donostiarra para, a través del Boulevard y de la Zurriola, llegar a Sagüés y dar la vuelta, atravesar el paseo de Salamanca y desde allí volver al Boulevard a través de las calles 31 de agosto y Mayor, ya en plena Parte Vieja.

La salida fue puntual, daban las once de la mañana en el reloj del Ayuntamiento donostiarra, y quince minutos, llegaban al Boulevard. Eran los que hacen el recorrido reivindicativo corriendo, porque la mayoría, sobre todo cuadrillas y familias con niños, prefieren hacerla andando a buena marcha.

En el punto de partida, en ese arco de salida, responsables políticos se unían a la marcha, organizada por la Asociación Guipuzcoana Katxalin en apoyo a mujeres afectadas por el Cáncer de Mama y/o Ginecológico. A la cabeza tres mujeres del PNV, la presidenta de las Juntas Generales, Eider Mendoza; la diputada de Servicios Sociales, Maite Peña y la concejala donostiarra de Acción Social, Aitziber San Roman. El alcalde de la capital guipuzcoana, Eneko Goia, tampoco quiso perderse esta marcha solidaria que este año estrenaba entidad propia.

La organizadora y animadora del evento, Izaskun Fernández, explicó que, hasta ahora y durante muchos años, la asociación Katxalin, se sumaba a la Clásica de 5 kilómetros por el cáncer de mama. «Ahora ha sido Katxalin la que ha organizado todo esto. El resultado no hay más que verlo, más de 4.000 dorsales vendidos pese al tiempo que hace, gente de todas las edades, familias, hombres, cuadrillas de mujeres, niños con sus madres o abuelos».

Cada participante paga 8 euros, por los que además de aportar dinero para la investigación, recibe la camiseta. Además, hay empresas que aportan fondos, colaboran en el montaje o llevan avituallamiento como zumos y naranjas para los participantes.

Más

 

Fotos

Vídeos