Envío de medicamentos a las prisiones

Además de las ayudas puntuales de emergencia, la ONG Behar Bidasoa realiza una serie de envíos regulares de ayuda humanitaria. Uno de ellos es el que procura medicación, alimentación y ropa a los enfermos de las prisiones ruandesas de Huye, Muhanga, Mpanga y Cyangugu. La religiosa Josefa Idiazabal es la encargada de hacer llegar los envíos a las cárceles. En una reciente carta, la misionera agradecía a la ONG bidasoarra y a todos sus colaboradores «vuestra ayuda solidaria. Los prisioneros agradecen que compartáis con ellos medicación, alimentos y ropa, todo muy útil para mejorar su salud».

Según explicaba Agustín Ugarte, las prisiones anteriormente citadas disponen de enfermerías, «pero son los propios presos o sus familiares quienes tienen que procurar las medicinas y el alimento para evitar la desnutrición, y hay muchos que no pueden hacerlo». A raíz del genocidio de 1994, en el que se intentó el exterminio de la población tutsi y en el que el número de muertos se cifró en alrededor de 800.000 personas, en su mayoría hombres jóvenes, están encarcelados en las prisiones ruandesas. En muchos de los penales, los presos se encuentran hacinados y carentes de condiciones higiénicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos