Diario Vasco

Consuelo Ordóñez lamenta que «quienes han gestionado el terror quieran ahora gestionar la paz»

video

El acto de presentación del manifiesto en San Sebastián / EFE

  • El manifiesto de Covite censura que «unos mediadores pagados por ETA se estén arrogando la representación de la sociedad»

"Quienes han gestionado el terror no pueden gestionar ahora la paz". La presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo Ordóñez, ha reunido en San Sebastián a los impulsores del ‘Manifiesto por un final de ETA sin impunidad’ que piden a la sociedad que no caiga en el "chantaje moral" de la banda terrorista, en vísperas del anunciado acto de desarme de este sábado en Baiona. Junto a Fernando Savater, Maite Pagazaurtundúa, Martín Alonso y Luis Castells, Ordóñez ha arremetido contra "los mediadores pagados por ETA que se están arrogando la representación de la sociedad". El manifiesto ha conseguido, en menos de 48 horas, más de 4.500 firmas entre ellas de víctimas del terrorismo, intelectuales y gente del mundo de la cultura como María San Gil, Ana Iríbar, Fernando Aramburu, Luis Trapiello o Javier Uribe.

Los promotores del manifiesto han apelado a identificar "las otras armas de ETA a desmantelar", su proyecto político totalitario y excluyente, su chantaje, su discurso del odio y su impunidad"

Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite, ha destacado que el documento es "totalmente plural" porque "la dignidad es transversal" y que urgía llevar a cabo esta iniciativa porque "esos mediadores no nos representan, solo representan a esa parte de la sociedad de la izquierda abertzale, esa sociedad que siempre ha aplaudido a ETA". Ordóñez asimismo ha subrayado que el manifiesto es "clarísimo en su rechazo al proyecto político de ETA así como su impunidad (...) Si no derrotamos el proyecto político que sirve para matar, estaremos enseñando a las nuevas generaciones que matar ha servido para algo, por eso nos jugamos tanto y por eso estamos hoy aquí también", ha advertido.

Fernando Savater, por su parte, ha lamentado que la banda terrorista quiera cambiar "las armas de matar por las armas de mentir" y ha calificado de "espectáculo lamentable que partidos constitucionales que tienen muertos de ETA se reúnan para respaldar a la izquierda abertzale".

Tras denunciar que el terrorismo es "la mayor corrupción política de este país", ha señalado que no quieren que "los corruptos que han apoyado, practicado y que se han beneficiado del terrorismo ahora saquen rédito y sean los que se lleven el gato al agua". En este sentido, ha sostenido que "ha llegado la hora de perseguir la verdadera gran corrupción que ha habido aquí, que es el terrorismo, con todas sus secuelas, que no sólo son sangrientas, sino también económicas, de poder, de ocupar puestos de los que se habían ido, etc".

Savater ha sostenido que "ETA es el aval que tiene la izquierda abertzale para participar en política", lo que "les hace creíbles", a lo que ha añadido que las armas de la banda armada son "una anécdota", porque "en el fondo lo que pasa" es que en ETA "ya no pueden emplearlas, no tienen ni gente, ni posibilidades de usarlas".

En este contexto, ha señalado que lo que pretenden ahora en ETA es cambiarlas "por otras que sí están empleando, las de la mentira y de la corrupción política, es decir, las de aprovecharse del miedo inoculado en la sociedad para hacer prosperar sus ideas" y "arrinconar a los partidos constitucionales".

Maite Pagazaurtundúa ha llamado a los miembros de la banda terrorista "depredadores morales que nos quieren someter", y ha explicado que a explicado que no han elaborado este manifiesto sólo por las víctimas y por la "dignidad" de la sociedad vasca, sino también en "contra el totalitarismo". "No nos conformamos con que no nos maten, tenemos sueños grandes, y sabemos que esta sociedad no terminará de curar bien las secuelas mientras la vergüenza moral no se instale en esa gente que ahora son depredadores morales y que nos quieren someter", ha defendido.

Martín Alonso ha denunciado que en el acto convocado para este sábado en Baiona ETA "enaltece, se justifica y legitima el credo que ha servido para causar víctimas". Asimismo, ha señalado que "el 8 de abril tendría que ser un acto de catarsis, de purificación, pero va a ser de apoteósis de refuerzo" y ha abogado por "hacer lo posible para que el post terrorismo no sea también el tiempo de la postverdad". También ha criticado la "niebla mental basada en el relato y el ideograma del conflicto" que "se quiere justificar ahora" con un "correlato moral" de la "equivalencia de los sufrimientos e indiferenciación del pasado en un gris en el que todos sufrimos".

Después de apuntar que la reinserción de los presos es "algo muy deseable" para sus víctimas, que "nunca han predicado la venganza", ha subrayado que "un victimario que no se arrepiente es un cadáver moral" y los que salen de la cárcel "presumiendo, alardeando de su pasado y reafirmándose en sus prestaciones entregadas a la patria están en la antítesis de la rehabilitación, que es un cambio interior".

Luis Castells ha censurado la "operación de enmascaramiento" que, a su juicio, se está llevando a cabo de la historia reciente, para "oscurecer lo que ha sido el pasado" en Euskadi y, frente a ello, ha sostenido que hay que "intentar entender lo que pasó y lo que significó el mundo del terrorismo, que no sólo era los más de 800 asesinatos que cometió sino el terror que extendió en la sociedad vasca". "Hay que conocer el pasado preguntándonos por las razones de lo que ocurrió y llegando a expresar todo el terror y el horror que se vivió en la sociedad vasca durante el tiempo que ha existido ETA", ha incidido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate