El servicio a la víctima atiende a 440 mujeres en Gipuzkoa, la mitad por violencia de género

El servicio a la víctima atiende a 440 mujeres en Gipuzkoa, la mitad por violencia de género

San José recuerda que la atención «integral» busca evitar una «segunda victimización»

AMAIA CHICO

Las víctimas de violencia machista y cada vez más las de violencia intrafamiliar son las que más recurrieron al servicio de atención integral que presta la Administración vasca de Justicia para «reconducir la situación adversa» que sufren en el ámbito psicológico, jurídico y social tras padecer el delito y para «garantizar que su relación con las instancias públicas y judiciales sea lo más óptima posible». El Servicio de Atención a la Víctima (SAV) atendió el pasado año a 2.201 personas, de las que la mitad eran víctimas de violencia de género. En Gipuzkoa, 252 recibieron atención por ataques machistas, el 99% mujeres.

Son los datos ofrecidos este miércoles por la consejera de Trabajo y Justicia, María Jesús San José, quien ha destacado el «volumen significativo de intervenciones de especial intensidad» como son las psicológicas o las de asesoramiento jurídico, 1.350 en total.

El servicio de atención, gratuito y universal, que se presta en las sedes judiciales a víctimas de delitos, registró en 2017 un 9% más de actuaciones, y ocho de cada diez eran mujeres. «Por lo general, la víctima de un delito sufre también un impacto emocional que no debe aumentar al entrar en contacto con el entramado jurídico», ha explicado San José, y «nuestro objetivo es paliar los efectos ocasionados en la víctima por el hecho delictivo y prevenir la denominada victimización secundaria».

El SAV realiza entrevistas de acogida y seguimiento, asesoramientos, intervenciones psicológicas, acompañamiento, colaboración en los juzgados... Y además, comunicaciones a las víctimas sobre cambios en la situación penitenciaria de los victimarios, algunos con órdenes de alejamiento respecto de las víctimas, sobre todo, en casos de violencia machista. En concreto, en 2017 se realizaron 2.355 comunicaciones penitenciarias preventivas, a un total de 694 personas, el 83% mujeres. Y de ellas, casi la mitad, el 44%, correspondieron a casos de violencia de género. Las comunicaciones por excarcelación de los victimarios donde hay cursada una orden de protección a la víctima han aumentado un 25%.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos