Diario Vasco

Kutxabank reconoce que no comprobó si Cabieces había trabajado para la entidad por el dinero que cobró

Tercera sesión del juicio por el Caso Kutxabank, contra Mario Fernández, Mikel Cabieces y Rafael Alcorta. / Manu Cecilio
Tercera sesión del juicio por el Caso Kutxabank, contra Mario Fernández, Mikel Cabieces y Rafael Alcorta. / Manu Cecilio
  • El director de auditoría interna asegura que le pareció «extraña» la fórmula para contratar al exdelegado del Gobierno

El director de auditoría interna de Kutxabank, Roberto Moll, ha reconocido este miércoles ante la Sala Sexta de la Audiencia Provincial de Bizkaia, que para realizar su informe -el mismo que prendió la mecha del caso Cabices- nunca comprobó si el exdelgado del Gobierno socialista trabajó o no para la entidad financiera a través del despacho de Rafael Alcorta. "No hacía falta para cumplir con mi deber", ha apuntado. Moll ha declarado en el juicio que se sigue por la supuesta contratación irregular del exdelegado del Gobierno, Mikel Cabieces por parte de la entidad bancaria.

De la misma manera, Moll ha asegurado que en este asunto, del que sólo habló con su jefe, Javier García Lurueña (hoy 'número dos' de la entidad financiera) investigó las cuentas corrientes de Alcorta y Cabieces. Este escrutinio de las finanzas de dos de los investigados, ha afirmado, entra dentro de sus facultades. Sin embargo, y para preservar la confidencialidad debida, este último aspecto y los documentos que lo soportan no fueron entregados por el banco a la Fiscalía hasta que ésta se los reclamó. Esos papeles, los de la cuentas corrientes, sí viajaron a Madrid y Fráncfort, para ser analizados por el Banco de España y el Banco Central Europeo, respectivamente.

Moll también se ha referido a la modalidad elegida para facilitarla vuelta al trabajo de Mikel Cabieces que, dijo, le pareció "muy extraña". Y también ha apreciado que toda la operativa da a entender que «se pretendía mantener en secreto» pese a que, además de conocerlo el director de recursos humanos, también había sido informado desde el primero momento el director general, Ignacio Sánchez-Asiaín.

El director de relaciones laborales de la entidad, Diego Ricondo, sin embargo, ha declarado en el juicio que él también conoció la contratación de Cabieces y que incluso era el encargado de verificar el pago de las facturas. En contraste con lo declarado por Moll, sin embargo, no apreció que hubiese «algo irregular».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate