'Don Pascuale' se queda sin orquesta

La soprano Jessica Pratt y el bajo-barítono Carlos Chausson en uno de los ensayos esta semana en el Euskalduna./E.MORENO ESQUÍBEL
La soprano Jessica Pratt y el bajo-barítono Carlos Chausson en uno de los ensayos esta semana en el Euskalduna. / E.MORENO ESQUÍBEL

La huelga de los músicos de la OSE deja a la ópera que se interpreta hoy en Bilbao con un pianista como acompañante

ZURIÑE ORTIZ DE LATIERROBILBAO.

La función de esta tarde en el Euskalduna de Bilbao va a tener una 'obertura' sin precedentes. El presidente de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera (ABAO), Juan Carlos Matellanes, subirá al escenario y se dirigirá al público para explicar que por primera vez en los 63 años de historia de la ópera de Bilbao, los cantantes estarán acompañados solo por un piano. La Orquesta Sinfónica de Euskadi (OSE), que ha estado trabajando con ellos hasta el ensayo general del pasado miércoles, hará hoy huelga «en defensa del empleo y de las condiciones laborales» y contra la «política de recortes» de la dirección. Si las negociaciones no prosperan, seguirá sin coger los instrumentos hasta el 27 de este mes, afectando a todas las representaciones de 'Don Pascuale', el segundo título de la temporada lírica bilbaína.

El público disfrutará esta tarde de «algo singular», promete Matellanes, con James Vaughan al teclado. Debutó en la ABAO en el recital lírico del pasado mayo, acompañando al tenor Leo Nucci y la mezzosoprano Daniela Barcellona. Socio habitual de cantantes de primera línea, como los citados, Fiorenza Cedolins, Barbara Frittoli y las jóvenes estrellas Jessica Pratt y Pretty Yende, en su actuación en el Euskalduna demostró estar muy atento a los cantantes, por encima incluso de su propio lucimiento. Se llevó una gran ovación.

«Después de plantarnos vemos que no tenían ninguna intención de llegar a un acuerdo» Comité de empresa

«Suspender la función era la peor opción. Somos ajenos al conflicto, víctimas de todo esto» ABAO

El maestro Vaughan podría tocar también en las funciones de los días 21, 24 y 27 si las negociaciones no avanzan en un escenario que se ha ido complicando los últimos días. La reunión que estaba prevista en la mañana de ayer, en la sede de San Sebastián del Consejo de Relaciones Laborales, para firmar un preacuerdo ni siquiera se llegó a celebrar. La directiva de la OSE no se presentó: «El comité no nos ha convocado oficialmente, se ha saltado el protocolo», justificaba un portavoz de la entidad dirigida por Oriol Roch. «Excusas», contestaron los trabajadores. «Ahora vemos que en ningún momento tenían intención de negociar. Necesitamos un documento firmado que refleje lo pactado porque no nos fiamos. Cada día nos dicen una cosa diferente». Portavoces de ELA, con 9 delegados en el comité de empresa, matizaron además que la directiva «tenía conocimiento de la reunión. Se le había comunicado, aunque no siguiendo el mecanismo habitual porque por plazos no habríamos llegado a tiempo de firmar el preacuerdo antes del sábado. Todo esto demuestra su nula voluntad para llegar a un acuerdo y desbloquear la situación».

Las bajas

La dirección aseguró ayer que durante la negociación del convenio colectivo ha aceptado «la práctica totalidad» de las demandas planteadas, por lo que considera la huelga «desproporcionada». La OSE defiende que trabaja «intensamente» para llegar a un acuerdo y lamenta «profundamente» que los trabajadores no hayan «entendido» su esfuerzo al aceptar la mayoría de las propuestas, asumidas «desde el análisis de la viabilidad de la empresa y desde la responsabilidad de ser una entidad pública cultural de primera fila».

La primera orquesta de Euskadi es una sociedad pública dependiente del departamento de Cultura del Gobierno Vasco, con un presupuesto anual de 7,2 millones de euros, que este año podría subir hasta los 7,8. Pero el consejero Bingen Zupiria, que con toda probabilidad hoy verá este 'Don Pascuale' tan peculiar desde el palco de autoridades, no quiere terciar en la polémica. «La sociedad tiene un director general y es a él al que le corresponde mediar con el comité de empresa», apuntó un portavoz de la consejería.

Dentro y fuera de las bambalinas la expectación es máxima. Solo un acuerdo de última hora evitaría escuchar por primera vez en la historia de la ABAO una ópera sin orquesta.

«Se les ha comunicado la aceptación de sus propuestas. La huelga es desproporcionada» OSE

«La sociedad tiene un director general y a él le corresponde mediar con el comité de empresa» Gobierno Vasco

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos