Ekainberri celebra su noveno aniversario con un incremento de visitantes del 24%

DV SAN SEBASTIÁN.

Ekainberri, la réplica de la cueva rupestre de Ekain, cumplió ayer nueve años certificando un incremento de visitantes del 24% con respecto al verano del año pasado. La réplica de la gruta, que se inauguró el 11 de septiembre de 2008, suma ya un total de 270.348 visitas desde su apertura al público. La instalación ha tenido un verano muy movido gracias a la diversidad de su oferta y las novedades introducidas: durante los pasados meses de julio y agosto, 5.074 personas acudieron a la réplica de Ekain, lo que ha supuesto un crecimiento del 24 % respecto al mismo período del año anterior, mientras que el cercano Palacio Lili recibió 729 visitantes que realizaron un recorrido teatralizado denominado 'El honor de los Lili', con un incremento del 13,9%.

Quienes se acercaron en los últimos meses a Ekainberri han podido conocer cómo pintaban los hombres prehistóricos de hace 14.000 años, cómo hacían fuego y la forma en la que cazaban, entre otros aspectos de sus vidas. Una de las iniciativas que mayor expectación ha suscitado ha sido la puesta en marcha de un campamento prehistórico en el que se llevaban a cabo todas esas actividades. Según explicaron ayer los responsables de la gruta en una nota, en ese campamento, ubicado en la pradera que está frente a la instalación, se han organizado actividades como la preparación de carne asada imitando los procedimientos que se utilizaban en la prehistoria. Esa iniciativa, que se desarrolló a principios de verano coincidiendo con un periodo de buen tiempo, permitió a los visitantes recrear experiencias similares a las de los habitantes de las cavernas.

Hacer fuego

Los talleres organizados también han mostrado a los interesados cómo se hacía fuego con técnicas prehistóricas o la forma en que se cazaba en aquella época. Este año, además, ha habido pottokas en la pradera de Ekainberri, si bien los caballos que vivieron en aquella época en lo que hoy es Zestoa y que fueron representados en las paredes de la cueva pertenecían en realidad a la especie Przewaslki. Este verano, la réplica de Ekain ha contado también con una muestra sobre la presencia del oso en Gipuzkoa desde la prehistoria hasta la actualidad, organizada por Gordailua con la ayuda del Museo San Telmo. La exposición, que en principio iba a estar solo en junio, se ha prorrogado durante todo el verano y ha permitido contemplar un cráneo de oso único en Europa.

Fotos

Vídeos