Dos mil años de documentos navarros sobre el euskera

Cartel de la exposición. / GN

La muestra se puede ver en el Archivo Real y General de Navarra hasta fin de año

A.D.C. BAZTAN-BORTZIRIAK.

El Archivo Real y General de Navarra acoge hasta fin de año la exposición 'Navarrorum. Dos mil años de documentos navarros sobre el euskera', muestra documental que refleja la presencia de esta lengua desde la Antigüedad romana hasta el siglo XIX.

Para ello, se han seleccionado cuidadosamente 36 piezas por su valor testimonial. Comisariada por el historiador, sociólogo y archivero Peio J. Monteano, se celebra cuando se cumplen 850 años del documento suscrito por el rey Sancho VI el Sabio, en el que se denomina al euskera 'lengua navarrorum', es decir, la lengua de los navarros.

Los documentos se muestran agrupados en seis bloques temáticos que responden a la propia evolución de los testimonios históricos sobre la lengua: un primer periodo -la Antigüedad romana y los llamados 'siglos oscuros'- en el que el euskera apenas deja su huella en textos escritos en otras lenguas; una segunda etapa, en la que los textos la nombran como la lengua de los pamploneses, primero, y de los navarros, después; un tercer momento en el que el euskera se escribe; y un cuarto, en el que se comienzan a imprimir libros en lengua vasca.

El retroceso geográfico y social que se inicia en el siglo XVII conforma el quinto bloque. Finalmente, una serie de documentos muestran cómo ya en los siglos XVIII y XIX el euskera se ve atrapado entre la razón ilustrada y el sentimiento romántico.

Cada bloque temático se introduce con un breve audiovisual que contextualiza los documentos en su momento histórico y cultural. Los documentos se muestran en reproducciones paneladas a gran tamaño, con su transcripción y breve explicación en cuatro idiomas: euskera, castellano, francés e inglés. Los originales de algunos de ellos, como la estela de Lerga, del siglo II, el cartulario de Leire del XII o la biblia de Leizarraga, se exponen también en vitrinas.

A través de este patrimonio documental, Navarrorum afronta el reto de mostrar mediante documentos escritos la trayectoria histórica de una lengua que, durante casi milenio y medio, no se escribió.

Procedencia de las obras

Gran parte de los documentos que se exhiben en esta muestra procede del propio Archivo Real y General de Navarra, así como de otros centros documentales dependientes del Gobierno de Navarra -como el Museo de Navarra o la Biblioteca General de Navarra- y otras entidades de la comunidad como la Biblioteca de Capuchinos, Biblioteca de la Universidad de Navarra, Archivo de la Catedral de Pamplona, Archivo Diocesano de Pamplona, Casa-Museo de Gayarre, la fundación Caja Navarra o el Archivo Municipal de Pamplona. Asimismo, se exhiben piezas procedentes de centros archivísticos de Madrid, Santiago de Compostela, Compostela, Bilbao, París (Francia), Oxford (Reino Unido), Chicago (USA) y Tombouctou (Mali).

Fotos

Vídeos