«La Cofradía de Donostia sigue viva»

Los arrantzales de San Sebastián recuperan la procesión marítima de la Virgen del Carmen como homenaje a la gente de la mar y recuerdan que la 'Karmengo Ama' nunca cerró

De izquierda a derecha, Borja Isturiz (Berriz Isturiz),Manuel Oliden (Ex presidente de la cofradía), Jesús Muñoz (ex armador del Kiskitzako Ama) y Jokin Guilisagasti (Presidente de la cofradía)/Arizmendi
De izquierda a derecha, Borja Isturiz (Berriz Isturiz),Manuel Oliden (Ex presidente de la cofradía), Jesús Muñoz (ex armador del Kiskitzako Ama) y Jokin Guilisagasti (Presidente de la cofradía) / Arizmendi
Iñigo Puerta
IÑIGO PUERTASan Sebastián

«La pesca de bajura de Donostia continúa. La Cofradía sigue viva» defiende su presidente Jokin Guilisagasti. Son los 'últimos mohicanos'. Herederos de los primeros pobladores. Aquellos que establecieron los primeros asentamientos de pescadores. Mañana al mediodía, los arrantzales de Donostia honrarán a sus antepasados a la vieja usanza, paseando una imagen de la Virgen del Carmen por la bahía de La Concha. Una tradición recuperada entre siglos de historia.

Guarecido por el monte Urgull, el Muelle se convirtió en el cobijo de los pesqueros. Épocas doradas le contemplan como industria tractora. Han convivido con la marina mercante, la corsaria y hasta la actual recreativa. Al filo del siglo XX, la pesca artesanal entró en guerra con la globalización y la pesca industrial. El Cantábrico pasó la factura del expolio de la pesca de arrastre. El mercado local se comenzó a nutrir de caladeros en ultramar.

Durante esta transformación, los precios de las capturas locales se hundían, el coste del combustible se multiplicaba y la pesca se alejaba. La crisis del 2008 empezó a ahogar a los armadores. Aún así, los arrantzales de bajura donostiarras aguantaron el duro embate, fieles a las artes tradicionales de sus antepasados, hasta que la última ola de la recesión les alcanzó totalmente de lleno.

El cierre de la lonja a finales del 2012 hizo temblar la continuidad de la cofradía. La deuda obligó a parar la venta de pescado. «La cofradía se nutre de las cuotas de los barcos y ya solo quedábamos ocho. Se dejaron de prestar servicios pesqueros para la flota que seguía saliendo a la mar y teníamos que vender el pescado en Pasaia. Eso sí, la cofradía nunca dejó de existir» explica Guilisagasti.

Un arduo plan de saneamiento liderado por el Gobierno Vasco en colaboración con la cofradía, viró las perspectivas. «Ahora somos totalmente solventes. No hay nada de deuda. Hemos pagado todo con lo que aportó el Gobierno Vasco, a cambio de la renuncia a la concesión del edificio del 'portaaviones' que teníamos hasta el 2027. Con eso finiquitamos todas las cuentas» detalla Jokin.

Los herederos de las cofradías donostiarras que datan desde la Edad Media, resistieron. «Sabemos que somos pocos, pero queremos hacer ver que seguimos trabajando como lo hacían nuestros aitonas, con respeto hacia la mar, con pesca artesanal», remarca Guilisagasti.

La iniciativa de recuperar la procesión marítima de la Virgen del Carmen nace «con la idea de homenajear nuestra historia, volver a pasear a la Virgen del Carmen como se hacía antaño y hacerlo coincidir con la salida de la misa para los arrantzales jubilados». Junto a este propósito, hacerse oir, «enseñar la trayectoria de la cofradía a la sociedad». Una sociedad que cada vez valora más la trazabilidad, la calidad y la sostenibilidad, «debería saber que la pesca de bajura es posible».

En la 'Karmengo Ama Kofradia' se agrupan el 'Satanas Bi', el 'Berriz Isturiz' y el 'Antiguotarra', los tres barcos que siguen a flote. «Somos cofradía sin venta, igual que en otros pueblos de la costa como Orio, Zumaia o Mutriku, donde hay arran-tzales, pero no venta». Hasta ahora «éramos cuatro embarcaciones pero el 'Zeruko Lainoa' se fue a Elantxobe. Aún así, los hermanos Isturiz traen un nuevo barco al Muelle hacia octubre, que compensará la pérdida» recuerda Jokin.

Un plan de futuro

«Hemos podido sobrevivir al cierre de la lonja, al despido de los empleados... ahora estamos estables y seguimos adelante con nuevas perspectivas» confía Guilisagasti. El nuevo plan estructurado por el Gobierno Vasco garantiza y pone en valor la pesca de bajura.

«El nuevo 'portaaviones' se dividirá en tres partes. Por un lado EKP tendrá su oficina central, y se le dotará de más servicios para los amarres de cortesía» detalla Jokin. El mayor espacio será disfrutado por la Federación de Cofradías de Gipuzkoa. «Será un escaparate de la pesca de bajura de Gipuzkoa. Un centro de interpretación, un emplazamiento gastronómico con productos del Cantábrico a la venta y un proyecto de hostelería que todavía no tiene ninguna concesión cerrada, que sepamos» puntualiza Guilisagasti. «Sé que años atrás hubo contacto con la familia de Luis Irizar pero no se llegó a concretar».

La lonja de pescado no tiene visos de volver a como se conocía, pero dentro de los planes «la Federación de Cofradías contempla la posibilidad de abrir un punto de venta directa al público. En una escala muy pequeña. Todo también depende de la cantidad de pescados que haya en el día». Jokin descarta cualquier comparación con la lonja anterior. «La nuestra se convierte ya en una pesca casi expositiva, demostrativa. Enfocada a ser un ejemplo didáctico de la pesca de bajura. Nadie se hace rico con la pesca artesanal».

Los arrantzales de San Sebastián recuperan la procesión marítima de la Virgen del Carmen como homenaje a la gente de la mar y recuerdanque la 'Karmengo Ama' nunca cerró

El txoko arrantzale

«Nuestra presencia en el edificio será menor. Algo más de 20 metros para nuestra oficina de la cofradía 'Karmengo Ama' y cuatro sotos. Uno para cada barco y un cuarto que absorbemos entre todos para guardar aperos de pesca, o por si algún barco quiere trabajar aquí en el futuro» explica Jokin.

Los servicios habituales para los arrantzales desaparecen. «El modelo que sostiene servicios en tierra se sustenta con porcentajes de capturas y ahora no dan los números», admite Guilisagasti. Conseguir muchas capturas o evitar intermediarios con la venta directa del pescado no son a día de hoy objetivos alcanzables. «Para una venta al pormenor se necesitan requisitos sanitarios y mucho papeleo».

Más

Cabría una posibilidad de una venta puntual en la temporada de recogida de algas. «Si viniese gente de Pasaia u otros puertos para la recogida de 'belarras' en La Concha, podría darse el caso de venderla aquí. Cargar toneladas en un barco y hacer trayectos largos no es seguro» recuerda Jokin.

Marejadas y calma

Sobre los gastos de partida para salir a la mar, «pagamos el amarre, las tasas de los sotos... y el combustible, que además de gasto es otro problema. A Repsol no le era rentable tener un surtidor para la pesca y EKP solo suministra combustible deportivo. La única solución era ir a Pasaia a por él». Un gasto de fuel y tiempo que no podían costearse. «Por lo menos hemos logrado que nos den un permiso para que un camión nos lo suministre. Cuando vemos que nos conviene llenar tanques, les llamamos. Es más caro de lo normal, pero no nos cuesta tres horas repostar». No son los únicos perjudicados por la falta de gasoil profesional, ya que «el 'Ciudad San Sebastián', los boteros del Náutico y las motoras de la isla están igual».

No todo han sido problemas. Jokin también recuerda «la sensibilidad y el buen trato recibidos por el Departamento de Pesca y Agricultura del Gobierno Vasco, la Federación de Cofradías de Gipuzkoa y la Cofradía de Pasaia». A pesar de las dificultades, «seguimos vivos, en primera linea».

Son días de fiesta y celebraciones en las que quieren tener un recuerdo «para toda la gente del Muelle y la ligada a la mar. A los que están y a los que faltan». Los hermanos Isturiz han remodelado una antigua motora utilizada por su padre para la ocasión. Retoman la tradición el día del Carmen. «Este ha sido el puerto más importante de bajura de la costa. En el camino hemos perdido mucho, se ha ganado poco, pero ahí estamos». Subraya Jokin. «Se cerró la lonja, pero nunca la cofradía. Mientras haya un solo arrantzale en el Muelle, seguirá viva».

Fiestas del muelle

HOY
Homenaje a Aita Mari: A las 10.00h la Banda municipal de Txistularis interpretará el 'Contrapás de Honor' y hará una ofrenda floral. Aizkolaris: 12.00h. Concierto: A las 12.15h, en la iglesia de San Pedro, la Banda Municipal de Txistularis interpretará una serie de temas dedicados a la mar
MAÑANA
Recepción en el Ayuntamiento: Recibimiento institucional guipuzcoano a parte de los arrantzales jubilados a las 11.15h. Gigantes y Cabezudos: 12.00h.Misa homenaje a los arrantzales: La tradicional misa en la iglesia de San Pedro comenzará a las 12.15h.Procesión Marítima: Organizada por la Cofradía de arrantzales donostiarra Karmengo Ama, se invita a todas las embarcaciones de Donostia a salir a la bahía de La Concha a las 12.30h.Euskal Dantza: Kresala Dantza Taldea actuará a la salida de la misa a las 13.15h.

 

Fotos

Vídeos