Una cantera de músicos profesionales

La Joven Orquesta de Euskal Herria prepara en Eibar el programa de la temporada estival | La EGO actuará el sábado en Hondarribia y el lunes en el Kursaal, con obras de los compositores rusos Stravinsky y Rachmaninof

El director de la EGO, Juanjo Ocón, sigue atentamente uno de los ensayos de los alumnos de viola en el complejo educativo de Eibar./FOTOS: MIKEL ASKASIBAR
El director de la EGO, Juanjo Ocón, sigue atentamente uno de los ensayos de los alumnos de viola en el complejo educativo de Eibar. / FOTOS: MIKEL ASKASIBAR
ITZIAR ALTUNAEibar

La música invade durante estos días el complejo educativo de Eibar, donde los jóvenes músicos de la Euskal Herriko Gazte Orkestra (EGO) preparan el programa que ofrecerán a partir de este fin de semana en la gira que les llevará a las tres capitales vascas y a Hondarribia. Desde el sábado, los jóvenes trabajan divididos en distintos grupos -según el instrumento-, con el profesorado seleccionado para este verano. Hoy se unirán todos a las órdenes del director de la orquesta, Juan José Ocón, y juntos pondrán en común lo aprendido y prepararán el programa elegido para esta ocasión, con 'El pájaro de fuego' de Stravinsky y el 'Concierto nº2 para piano y orquesta' de Rachmaninoff. «Es un repertorio universal, muy interesante tanto para los jóvenes como para cualquier profesional de una orquesta, e incluso para el público», sostiene Ocón.

El joven pianista donostiarra Jon Urdapilleta Martín será el solista de piano en el concierto de Rachmaninoff. Él será el último en incorporarse a los ensayos hoy. «Para él supone toda una oportunidad tocar junto a una orquesta. Acaba de llegar de Londres, donde estudia piano, pero ya hemos hablado previamente». No será la primera ocasión que actúe junto a la EGO, ya que hace años formó parte de la orquesta, aunque en aquella ocasión fue como violinista. «Al margen de la oportunidad que supone para Jon interpretar esta obra junto a una orquesta, también es interesante para el resto aprender a escuchar y seguir al solista», indica Ocón, quien insiste en que el programa musical elegido para este verano es uno de los más completos en cuanto a oferta educativa se refiere.

En cuanto a la segunda obra a interpretar, 'El pájaro de fuego' de Stravinsky, «es un repertorio que se suele exigir en las audiciones para presentarse a muchas orquestas profesionales». La música rusa dominará este año en el programa, lo que servirá para que los jóvenes aprendan mucho de la sincronización y del movimiento de la música rusa, en palabras de Ocón. «Es cierto que es una programación compleja, pero el objetivo no es otro que formar a los jóvenes en un repertorio profesional, para que sean competitivos en un mercado cada vez más global y disputado».

Los jóvenes han trabajado divididos por ocho profesores invitados. Hoy emprezarán a ensayar juntos con el director artístico de la EGO.
Los jóvenes han trabajado divididos por ocho profesores invitados. Hoy emprezarán a ensayar juntos con el director artístico de la EGO. / Mikel Askasibar

Ocho profesores invitados trabajan intensamente con los alumnos durante estos días en el complejo educativo de Eibar. Catalín Bucataru (violín), Damian Martínez (violonchelo) y Rodolfo Epelde (viento metal) son docentes de Musikene; Christian Ifrim (violín), del Conservatorio Superior de Navarra; Jorge Pacheco (percusión), del Conservatorio Francisco Escudero; Hervé Michaud (viento madera), de la Orquesta Sinfónica de Euskadi; el contrabajo Ander Perrino es solista en el Deutsches Symphonie-Orchester Berlin; y Francisco Regozo es viola principal de la Sinfónica de Galicia. «Es gente muy cualificada y capacitada para hacer este trabajo. Algunos incluso fueron integrantes de la EGO hace años y hoy día tocan en orquestas profesionales y les cuentan su experiencia. Cuando yo cojo la orquesta el cuarto día, me encuentro con un trabajo muy bien hecho», sostiene el director donostiarra.

Más de mil músicos

Los estudiantes llevan desde el pasado sábado preparando el programa con cada profesor. «Ensayan cuatro horas por la mañana y cuatro por la tarde. Luego ellos necesitan más horas para seguir practicando». Durante estos tres días, Juanjo Ocón se ha dedicado a «pasear por todas las clases, ver lo que hacen, llevarles los tiempos y explicarles lo que entiendo yo de cada uno de los compositores». Hoy será el primer día que se junten todos en el teatro del complejo, donde por la mañana trabajarán una obra y por la tarde la segunda. Serán cuatro días intensos antes de arrancar con la gira de conciertos el sábado en Hondarribia.

La Fundación Joven Orquesta de Euskal Herria se creó en 1997, con el objetivo de formar a los jóvenes músicos en un repertorio profesional. Su primer director artístico fue el maestro vitoriano Juanjo Mena. Desde entonces ha ofrecido más de 150 conciertos de música sinfónica y de cámara, ha participado en diversos festivales como la Quincena Musical o el de Jóvenes de Música Clásica de Segovia, e incluso ha realizado giras internacionales.

Más de mil jóvenes procedentes de Euskadi, Navarra, Iparralde e incluso La Rioja han pasado por sus filas en estos 21 años, y muchos de ellos han conseguido dedicarse de forma profesional a la música, bien siendo parte de una orquesta, o a través de la docencia. «El talento que traen los jóvenes se complementa con este tipo de encuentros, que dan la posibilidad de trabajar y compartir experiencias con otros músicos, lo que está permitiendo que muchos componentes de la EGO hayan llegado a formaciones profesionales, algo que nos enorgullece».

Los 76 músicos seleccionados para participar en la gira de este verano realizaron las audiciones en Semana Santa. Son jóvenes de entre 16 y 26 años -aunque la mayoría tiene menos de 21 años-, alumnos de conservatorios superiores la mayoría, aunque unos pocos llegan de escuelas de música. Muchos repiten experiencia, ya que les proporciona un cauce de formación musical orquestal alternativo. «No todos consiguen pasar la prueba a la primera, pero lo vuelven a intentar y al final casi todos logran el objetivo de llegar a la orquesta», cuenta Ocón.

Desde el sábado, 76 músicos conviven en Eibar y ensayan junto a profesionales invitados

La EGO suele organizar dos períodos de trabajo cada año, uno en verano, donde se prepara un programa sinfónico «más grande», y otro en diciembre, coincidiendo con el período de vacaciones, que reúne a un números menor de músicos. En estos encuentros los alumnos tienen la oportunidad de trabajar un programa con distintos profesores, y posteriormente se programan una serie de conciertos para mostrar el trabajo realizado.

«Es un lujo encontrar a una joven orquesta interpretando este repertorio»

La gira de este verano arrancará el sábado en Hondarribia, con el concierto que ofrecerán en al auditorio de Itsas Etxea a las 20.00h. Al día siguiente viajarán a Vitoria, donde tocarán en el Teatro Principal, y el lunes estarán en el auditorio del Kursaal, también a las 20.00h. La gira concluirá el martes en el Euskalduna de Bilbao. «Es un lujo encontrar a una joven orquesta interpretando este repertorio», señala Juanjo Ocón, quien lleva más de diez años dirigiendo a la Ego.

Desde su experiencia, el director de la EGO alaba el nivel de los jóvenes que componen la orquesta y anima al público a que se acerque a alguno de los conciertos de la gira. «Ver tocar a una orquesta joven es otra historia, el espectador lo ve de forma diferente». Al igual que los jóvenes músicos, Ocón vive con gran intensidad estos días que pasan todos juntos en Eibar. «Dormimos aquí, pasamos muchas horas ensayando pero también compartimos otros momentos como son la hora del desayuno, la comida y la cena. Incluso les queda tiempo para salir algo. Para ellos es toda una experiencia, porque conocen a otros jóvenes músicos, comparten sus experiencias y aprenden de los demás. Yo les insisto en que cada uno es único, y trabajo en hacer un gran equipo, algo indispensable en una orquesta». Aunque entre tanto músico, admite que también se habla sobre otros temas. «Ayer (por el domingo) se habló mucho de fútbol», reconoce entre risas.

Más

 

Fotos

Vídeos