El primer circo vasco

Gure Zirkua inicia este jueves en Amezketa su periplo, que se prolongará hasta noviembre

El equipo de Gure Zirkua ultima los detalles durante el montaje de la carpa. /IÑIGO ROYO
El equipo de Gure Zirkua ultima los detalles durante el montaje de la carpa. / IÑIGO ROYO
ELENE ARANDIATolosa

Gure Zirkua, el primer circo vasco de carácter itinerante, sigue disfrutando del proceso de llevar a cabo su sueño e iniciará este jueves su primera gira de espectáculos. La carpa que hasta ahora ha estado instalada en la plaza de toros de Tolosa, desde el lunes se encuentra en Amezketa, la primera parada de una tournée de verano a la que le sucederá una larga lista de fechas y municipios de todo el País Vasco que irá anunciando conforme se aproximan a las localidades.

Un grupo de artistas vascos se establecerá durante varios meses en la caravana que acompañará a la carpa itinerante y se convertirá en su nuevo hogar. Aprovechamos la estancia de esta primera parada en Amezketa durante los próximos cuatro días para visitarla.

Payaso, comediante y actor, recuerda «en ese mismo orden», el proyecto despegó el pasado mes de septiembre en un momento profesional en el que Iker Galarza, su gran impulsor, compagina su trabajo como actor en la serie de televisión 'Allí abajo' de Antena 3, varias obras de teatro, y esporádicas colaboraciones con Il Circo Italiano en diversos rincones del País Vasco. Esta vez, Galarza cuenta que la primera gira de Gure Zirkua le sucede a la escuela-taller de circo infantil que se desarrolló durante la pasada Semana Santa en Tolosa.

Malabaristas, magos, trapecistas, payasos y alambristas integran la troupe circense

La llegada a los municipios se llevará a cabo con la magia que desprendían los circos antiguamente, aunque contarán con el apoyo de las redes sociales. En un principio, los responsables decidieron anunciar los nombres a medida que la carpa iba acercándose a su nuevo destino, pero finalmente han optado por adelantar su comunicación una vez se haya asegurado parte de la venta de entradas, que sigue a buen ritmo.

Carretera y carpa

Gure Zirkua iniciará este jueves su gira de verano en Amezketa, donde ofrecerán cinco actuaciones hasta el 1 de julio, y después realizará sus próximas paradas en Aia, Zumaia y Ordizia. «Pasaremos el verano en la costa, y en septiembre volveremos al interior con estancias de una semana. La intención es finalizar la gira a principios de noviembre, en alguna capital vasca, ya estamos en ello. En los municipios más pequeños estaremos una semana con funciones de jueves a domingo, y en los más grandes alargaremos la estancia. Es el caso de la costa vizcaína, donde las distancias son algo más grandes. De esta manera, contaremos con más tiempo para el montaje y desmontaje de la carpa, y aprovecharemos para disfrutar del entorno. Ya podemos decir que pasaremos por municipios como Ondarru y Gorliz», adelanta el actor.

Gure Zirkua ha planteado hacer su vida en el circo. La convivencia diaria entre los miembros del grupo será parte de él. «Y del resultado del circo también. Hasta ahora, con Poxpolo ta Konpainia y en las representaciones de teatro ya hemos conocido lo que era actuar puntualmente. Esta vez, cambiaremos de formato, pero también de estilo de vida y del ambiente que rodeará al grupo de trabajo. No será fácil; la idea es convivir juntos durante el tiempo que dure la gira. El grupo está con la ilusión de vivir esta nueva experiencia, no solo de hacer circo, sino de pasar el verano todos juntos y, sobre todo, de disfrutar haciendo circo. Hay mucho trabajo que hacer, llevaremos la carpa encima e iremos resolviendo los problemas que surjan, adaptándonos e improvisando en el camino», cuenta Galarza.

Datos

Lugar
Amezketa. En total ofrecerán cinco actuaciones mañana jueves a las 19.00; 29 de junio, viernes a las 19.00; 30 de junio, sábado a las 19.00 y a las 21.30; y el 1 de julio, domingo, a las 19.00. Todavía quedan entradas para la función de las 21.30 del próximo sábado.
Gira
Aia: del 5 al 8 de julio. Zumaia: del 12 al 15 de julio. Ordizia: del 19 al 22 de julio.
Más información
www.gurezirkua.eus. Entradas a la venta en la taquilla del circo o a través de la plataforma de Ticketea.

Inspirado en los pequeños circos franceses, si algo caracteriza a este circo es su carácter clásico y capacidad de aunar diversas disciplinas artísticas. Es recogido y cálido y las funciones contarán con música en directo. Todos los artistas que formarán parte de los espectáculos serán vascos y de disciplinas circenses como malabaristas, magos, trapecistas, payasos o alambristas. Para ello, contará con la cantera de artistas del laboratorio de Artes escénicas Asvinenea.

Proceso de dignificación

El grupo artístico está formado por doce personas. Los miembros de Gure Zirkua, en cambio, han «enredado» también a familiares y amigos para el montaje de la carpa, así como la venta de tiques o palomitas para el público: «contamos con la ayuda tan imprescindible y agradecida de la familia y amigos, de tal manera que el número de miembros asciende a veintidós», señalan.

La principal dificultad con la que se han encontrado sus representantes desde sus inicios continúa siendo la «negativa» de subvenciones públicas y el «vacío legal» existentes, todavía, en esta modalidad artística. «Nunca antes hemos solicitado una subvención pública para anteriores proyectos, excepto ahora, que tras la inversión realizada, la verdad es que necesitamos ayuda y queríamos, ante todo, asegurar la manutención de los trabajadores. La situación no ha variado; al parecer, no consideran que nuestro trabajo sea arte escénico. Pero, seguiremos con nuestra actividad cueste lo que nos cueste porque creemos en ello. He desistido de reunirme con los políticos. Estoy aburrido».

«La mejor ayuda que hemos tenido -prosigue- ha llegado de los amigos cercanos, de la familia y de la voluntad que han puesto los artistas del circo. Me gustaría que las condiciones de trabajo de los profesionales fueran dignas. Otros, en cambio, presentan proyectos de temas sociales y esperan a recibir una ayuda pública para empezar a trabajar. Nosotros, por crear un espectáculo familiar que crea ilusión y magia, y además, en euskera, que al parecer es tan importante, no disponemos de ayuda alguna. No siento que tenga que justificar y demostrar nuestro trabajo, cuando el proyecto ya cuenta con su sentido de ser», cuenta Galarza.

El circo ofrecerá los espectáculos clásicos del género.
El circo ofrecerá los espectáculos clásicos del género. / IÑIGO ROYO

La gestión y relación con los ayuntamientos también ha sido parte de un trabajo que continúa en proceso de «dignificarse». Han sido muchos los pueblos de Euskal Herria que se han interesado por cerrar fechas en su calendario y contar con espectáculos de circo en la agenda cultural de verano. Sin embargo, Gure Zirkua ha conformado la gira dando prioridad a los primeros municipios que han ido llamando al circo.

«Ha ocurrido que se han interesado localidades muy cercanas a las ya negociadas, pero con mucha pena hemos tenido que decir no, ya que sería tirar piedras contra nuestro propio tejado. Nuestro único ingreso es la taquilla, en este caso, y pedimos a los ayuntamientos que se hagan cargo de la electricidad e instalar unos baños públicos ya que no contamos con estas infraestructuras. Ser nostálgico y atrevido está bien, pero hay que tener los pies en la tierra y tenemos que asegurar el taquillaje. Pero, quedan años y muchas giras por delante, y seguro que un día llegaremos a ellas», concluye.

«Amezketa ahora está de moda»

Cuenta el actor que en las primeras funciones del circo en Tolosa hubo quienes se quedaron sin entradas, y esta vez, en su apuesta de llegar también a municipios más pequeños, esas personas tendrán otra oportunidad. Esta decisión, en cambio, no ha sido casualidad. «Amezketa es mi municipio natal, en estos momentos me encuentro ante uno de mis proyectos profesionales más importantes, y me hacía especial ilusión que al igual que ha ocurrido con funciones de Poxpolo, Mokolo eta Konpainia o algunas obras de teatro, el punto de partida de este nuevo proyecto fuera Amezketa. Da la casualidad de que fue el primer ayuntamiento que nos llamó por teléfono. Es una apuesta de riesgo, pero nosotros estamos encantados, además de que Amezketa ahora está de moda. Es un buen sitio para venir y pasar el día», añade Galarza.