La trastienda de los gigantes

Acompañados de los cabezudos, la comparsa Itzurun amenizará mañana el cañonazo donostiarra

La comparsa Itzurun, al descubierto. En fiestas se esconderán detrás de las caretas y bajo los trajes de los gigantes. /Fotos: Mónica Rivero
La comparsa Itzurun, al descubierto. En fiestas se esconderán detrás de las caretas y bajo los trajes de los gigantes. / Fotos: Mónica Rivero
Judith Urquijo
JUDITH URQUIJO

La Semana Grande no sería la misma sin la comparsa de gigantes y cabezudos que cada día sale a la calle para divertir, no solo a los más pequeños, sino a quien se acerque a bailar con las grandes figuras. Son un clásico de la Aste Nagusia. Los ocho gigantes de la Asociación Itzurun ultiman los detalles para desfilar por las calles donostiarras a partir de mañana.

El equipo de gigantes lo forman cuatro parejas con unos nombres peculiares. Los primeros de la fila son Erromualdo y Estitxu, la pareja de alaveses. Le siguen los navarros Eneko y Blanca y los guipuzcoanos Manrike y Karmeli. Los últimos de la fila suelen ser los vizcaínos Martín y Maritxu. «El orden suele ser el mismo todos los años. Llevamos dos meses ensayando para darlo todo durante estos próximos ocho días», señala Iñigo Garbi, uno de los responsables de Itzurun.

Ayer por la tarde dieron un último repaso para tener todo listo para el gran día de mañana. Todo comenzará con el cañonazo. Tras acompañar a gigantes y cabezudos por el centro y la Parte Vieja de San Sebastián, los donostiarras se congregarán a las siete de la tarde en los jardines de Alderdi Eder para presenciar cómo se entona el Artillero.

«Tenemos muchas ganas y aunque las previsiones del tiempo anuncien lluvia, estamos seguros de que va a hacer un tiempo estupendo durante estos próximos días. Llevamos ocho años sin que llueva en Semana Grande, este año no va a ser menos», desea Garbi, esperanzado aunque teme que el viento pueda jugarles alguna mala pasada. «Son muñecos tan altos que cuesta sostenerlos y más si hace aire, pero todo suele salir siempre a pedir de boca así que no nos preocupa».

Pero ser los pies de un gigante no es nada sencillo. Pesan unos sesenta kilos y miden alrededor de metro y medio, además, hay que mantener el equilibrio y bailar. «No es fácil pero ya son muchos años y te acostumbras», se quita méritos.

Dado el enorme tamaño de los gigantes y de los golpes con las vejigas de cerdo de los cabezudos, suelen asustar a los más pequeños, pero quienes están debajo de esas máscaras y estructuras sienten una verdadera vocación y sobre todo ilusión por divertir a los niños y hacer partícipe a la ciudadanía de la juerga.

Es el caso de Ion Ander Huarte y Jon Goikoetxea, dos jóvenes de 28 años que este año se encargan de llevar a la pareja de guipuzcoanos. «Llevo 15 años en esto y no puedo dejarlo, es algo que engancha. Es un sentimiento que se lleva dentro y ver la ilusión de la gente y en concreto de los niños pequeños no tiene precio», relata Huarte. «No sería lo mismo sin los gigantes y cabezudos. Se crea un ambiente muy bueno y más si lo vives desde dentro, es una pasada», apostilla. Jon, hondarribitarra, empezó hace 13 años a llevar un cabezudo. Antes de incorporarse hace cinco años a Itzurun lo hacía en Hondarribia. Aún así, seguía a estos en cada comparsa, y a partir de ahí, contactó con la organización. «Me apunté porque siempre me ha gustado. No soy de aquí pero aún así tengo ese sentimiento y esa ilusión por vivir y disfrutar de la Semana Grande donostiarra. Si no participase creo que me faltaría algo, no sería lo mismo».

Este año hay novedades. La comparsa quiere recaudar fondos para la asociación de padre niños oncológicos Aspanogi a través de la venta de camisetas. «Las prendas solidarias se podrán adquirir por un módico precio de 10 euros en los cuatro establecimientos que posee Super Amara en la ciudad, entidad colaboradora con la denominada 'Iniciativa Gigante'», anuncian desde la organización. Además, se podrán adquirir las camisetas en un puesto que se instalará en la plaza José María Sert de Benta Berri el próximo 17 de agosto, coincidiendo con la visita de los gigantes a dicho barrio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos