Hokkaido, el Japón más desconocido