Las monjas 'youtubers' revolucionan Arrate

La Orden de las Carmelitas Samaritanas se ha implantado en un hotel de Arrate que se convertirá en convento

Ocho de las monjas Carmelitas Samaritanas que han llegado a Arrate, donde seguirán con el trabajo apostólico que ya realizaban en Valladolid y Oviedo. /MORQUECHO
Ocho de las monjas Carmelitas Samaritanas que han llegado a Arrate, donde seguirán con el trabajo apostólico que ya realizaban en Valladolid y Oviedo. / MORQUECHO
ALBERTO ECHALUCE Eibar

Arrate vive este fin de semana un acontecimiento histórico, el recibimiento a una nueva orden religiosa, las Madres Carmelitas Samaritanas que llegan a este barrio rural eibarrés para realizar su trabajo apostólico. Esta institución religiosa se implantará en el hotel Krabelin, propiedad del Obispado, que está ubicado en el alto de Arrate, y que cerró hace unos años. Ahora, se está procediendo a su remodelación para ser convertido en convento. En un momento de cierre de monasterios, cada mes cierra uno, la llegada de esta Orden ha levantado admiración y sorpresa. No solo por la novedad, sino también por su presencia en Youtube y las redes sociales, donde tienen cientos de seguidores. Las monjas llevan un par de meses en su nueva ubicación, y ya han transformado la vida del barrio porque, según anuncian: «Allí donde vamos revolucionamos». De momento, ya se han granjeado la amistad de los muchos eibarreses que visitan el bello paraje del santuario, y han participado en las misas de las parroquias de Eibar.

No se trata de unas monjas de clausura, ni viven la vida monástica según la tradición de la Iglesia. Tampoco realizan ninguna labor social, sino que su apostolado es puramente espiritual. Viven de los productos artesanales que producen y venden. «Nuestro quehacer es la oración y ayudar a nuestros hermanos a tomar conciencia de su propia interioridad, del alma inmortal que llevan en su ser», señalan.

La llegada de esta orden a Arrate se fraguó el pasado mes de marzo, cuando este grupo de monjas carmelitas que habían participado en la Javierada comentaron al obispo de San Sebastián José Ignacio Munilla, «medio en broma, medio en serio», si disponía de alguna casa libre para ellas en Gipuzkoa. La diócesis respondió de inmediato y les ofreció quedarse en el hotel Krabelin. De esta manera, las Carmelitas Samaritanas, que contaba con dos sedes en Valladolid y Oviedo, han podido ampliar su ejercicio religioso a otro lugar más.

Tras unas visitas previas para conocer el inmueble, el pasado 4 de julio pernoctaron ya en el destartalado hotel, que incluso había recibido con anterioridad a algunos 'okupas'.

Las monjas levantaron sorpresa entre los vecinos, pero también interés por conocerlas. A los tres meses de su llegada, las carmelitas miran ya al barrio «como un futuro centro de espiritualidad».

Participaron en los actos organizados el día de la Virgen
Participaron en los actos organizados el día de la Virgen / Morquecho

De momento, en precario, pero con una ilusión enorme -confiesan- están reconvirtiendo el hotel Krabelin en un convento que está cambiando de fisonomía con las obras que han encargado a una empresa de albañilería eibarresa. «La casa nos la han ofrecido de forma gratuita. Toda la ciudadanía nos ha recibido de forma extraordinaria en Arrate y en las parroquias de Eibar a las que vamos», agradecen.

Las diez monjas que se han instalado en Arrate tienen una media de edad de 34 años, con 21 la más joven y 70 la más veterana. Y atesoran un currículo que engloba profesiones y titulaciones como la de periodistas, médicos, ATS, e incluso una de ellas fue boxeadora «para entrar en el Ejército», explica.

Productos artesanales

Su fuente principal de ingresos es la venta de productos. Organizan mercadillos para vender galletas, mermeladas, patés, jabones, joyas y artículos de cuero. «Tenemos que mantener el convento con estas ventas. El día de la Virgen, el pasado día 8, pudimos ofrecer los productos y comprobar el cariño que nos demostró la gente». En este tiempo han aprendido incluso a cantar la canción de Arrateko Ama, y se atrevieron a entonarla, en euskera, ese sábado.

En su día a día, se levantan a las 6.30 horas. Rezan, celebran misa y se dedican a la elaboración de los productos que después sacan a la venta. Cada una se ocupa de una tarea diferente. A lo largo del día combinan sus momentos de recogimiento y de oración, con los de recreo, en los que comparten sus inquietudes. Al atardecer, es momento de nuevo de oración. «El trabajo manual y el hecho de que todo sea de todas es otra característica de nuestra vida samaritana», explican.

Todo es común y compartido; todo es de todas. «El talento de una hermana es de todas, el sufrimiento y el dolor de una también lo es de todas. Y la unidad por encima todo, como deseo supremo de Jesús», indican.

Y también comparten otra característica que las distingue, su presencia en las redes sociales. Solo en Youtube tienen cerca de 3.000 seguidores, y en Facebook, 900 amigos. También disponen de una editorial propia. Sus cursos, alocuciones de las superiores e intervenciones se graban y difunden por Youtube. En la dirección www.youtube.com/carmelitasvalladolid llevan editados 900 vídeos, con distintas intervenciones, con las que pretenden permanecer 'conectadas' con la sociedad.

«Hay gente que nos critica por nuestra presencia en internet. No tratamos de exhibirnos con ello. La ventana de las redes es muy amplia y damos a conocer así la orden y sus actividades», señala la hermana Pilar María. Además disponen de teléfonos móviles para poder mantener conversaciones con ellas a través whatsapp, y han editado una tarjeta de presentación. También disponen de varias direcciones web: www.carmelitassamaritanas.es (para dar a conocer la orden); www. elbazardelconvento.es (para vender sus productos) y www.madreolgamaria.com.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos