Gran debut de Treviño con la OSE

El nuevo director titular de la OSE, Robert Treviño, ha debutado este viernes en el Kursaal y ha saludado personalmente al público antes del concierto

El director, Robert Treviño, junto a la orquesta y el Orfeón Pamplonés, antes del inicio del concierto en el Kursaal. El lunes volverán a ofrecer el mismo programa./USOZ
El director, Robert Treviño, junto a la orquesta y el Orfeón Pamplonés, antes del inicio del concierto en el Kursaal. El lunes volverán a ofrecer el mismo programa. / USOZ
ITZIAR ALTUNA

Era su debut como director titular de la OSE en el primer programa de abono de la temporada en el Kursaal y Robert Treviño quiso presentarse ante su público minutos antes de que arrancara el concierto. Junto al director general de la formación, Oriol Roch -encargado de traducirle lo que le decían los espectadores- saludó a los abonados y repartió sonrisas junto a su mujer, Julia, que no quiso perderse la cita.

Se hizo algo de rogar y con cinco minutos de retraso sobre la hora prevista, a las 19.20 horas Treviño hacía su aparición en el hall del Kursaal. Para entonces ya había gente esperándole. Las primeras en acercarse a él fueron Begoña, Teresa, Maritxu y Josetxo, que reconocían que había sido «un detalle muy bonito por su parte». Algunos espectadores simplemente le daban la mano. Otros aprovechaban la ocasión para intercambiar alguna impresión. «Le he dicho que le escucharemos atentamente», explicaba Conchi.

Otro abonado, Pedro, calificaba de «muy interesante» la oportunidad que se les había brindado para saludar al director. En el caso de Alberto, se acercó directamente a él. «Le he deseado que tenga una buena temporada. Por lo que he leído, tiene buenas referencias», admitía. Begoña sí aprovechó algo más el tiempo para contarle que «la orquesta ha mejorado mucho en los últimos años» y le pidió «que siga en esa línea». Su amiga Conchi, también estaba encantada con la iniciativa, porque esta temporada se estrena como abonada de la OSE y el primer día ya había saludado al director.

Los abonados no perdieron la ocasión de acercarse al director y agradecerle el detalle

El nuevo director titular permaneció diez minutos saludando a los espectadores. A las siete y media se retiró a su camerino para esperar allí el inicio del concierto. Para este primer programa Robert Treviño eligió un repertorio compuesto por la ‘Canción del Destino’ de Brahms, los ‘Salmos de Chichester’ de Leonard Bernstein y la primera sinfonía de Mahler, apodada ‘Titán’. No fue casualidad que eligiera una sinfonía de Mahler para comenzar su andadura como titular. Su música del compositor austríaco le ha acompañado en otras citas importantes de su carrera, como su debut con la Filarmónica de Munich en 2016 o su presentación con la London Symphony Orchestra el pasado mes de junio.

El programa de este viernes fue definido como «ambicioso» por el maestro titular, con una primera parte donde se planteó el contraste entre un Brahms «místico» que «se hace preguntas sobre el amor y el destino», y un Bernstein «optimista», en una partitura que representa una brillante celebración de la vida. La segunda parte presentó a un joven Mahler imbuido por muchas influencias y que llena su primera gran creación sinfónica de «canciones». Treviño lo definió como «una especie de sinfonía coral, pero sin voz ni palabra».

En este primer viaje de la temporada, la orquesta estuvo acompañada en la primera parte del concierto por el Orfeón Pamplonés, uno de los conjuntos corales más antiguos del país, e Iker Murillo, cantor de la Escolanía Easo, en el que recayó el papel de niño solista de los ‘Salmos de Chichester’.

USOZ

Shostakovich y Britten

Robert Treviño lleva la batuta en este primer programa de la temporada y dirigirá cinco de los nueve conciertos restantes. José Miguel Pérez-Sierra, Andrey Boreyko, Lawrence Foster y Clemens Schuldt serán los directores invitados que se pondrán al frente de la orquesta este curso. El centenario de la Revolución Rusa será uno de los argumentos centrales de la programación, con mucho del Shostakovich más comprometido. Y junto a él, la obra del británico Benjamin Britten, convertidas en un grito por la paz.

El maestro titular dirigirá seis de los diez conciertos de la temporada de abono

La OSE también interpretará estos próximos meses temas de Beethoven, Wagner, Stravinsky Mahler, Prokofiev o Verdi. Este último compositor clausurará la temporada con la ‘Messa da Requiem’ y las voces del Orfeón Donostiarra. Entre los artistas invitados destacan el pianista Joaquín Achúcarro, que defenderá el ‘Concierto para piano y orquesta’ de Ravel; el reconocido trompetista Hakan Hardenberger, que hará doble papel de solista y director; y el violoncello Ivan Monighetti.

La orquesta repetirá el lunes en el Kursaal el primer programa que ofreció ayer. Las entradas para este concierto, así como las de todos los recitales de la temporada se pueden adquirir a través de la página web de la orquesta o en las mismas taquillas, y el precio oscila entre 19 y 35 euros.

Fotos

Vídeos