El misterio del cachalote de Irun

Un camión transportaba este 'animal', que ha reaparecido en el río Manzanares de Madrid

Imagen del cachalote en Irun que circuló por Whatsapp.
Ion M. Taus
ION M. TAUS

El pasado miércoles, muchos vecinos de Irun se encontraron con unas imágenes en sus teléfonos móviles que los dejaron perplejos. Un camión transportaba, a la altura de los barrios de Behobia y Artia, un enorme cachalote muerto a la vista de todo el mundo.

Las imágenes, de autoría anónima, no tardaron en hacerse virales en la comarca, mientras los vecinos se preguntaban en qué costa podría haber aparecido un animal de semejante tamaño sin que nadie se percatase, y por qué lo transportaban de una forma tan poco higiénica y tan exhibicionista. Los más escépticos no dudaban en tachar las fotografías de montaje.

Ahí quedó la cosa, hasta que la madrugada de este viernes, el dichoso cachalote ha reaparecido varado, nada más y nada menos que en el río Manzanares de Madrid, a casi 475 kilómetros del punto donde fue avistado el animal junto al Bidasoa.

Junto a la reaparición del cachalote, ha llegado la explicación del misterio. Se trata del elemento principal de una instalación artística que denuncia la degradación de los océanos realizado por el colectivo belga Captain Boomer, que simula un caso real de atención de emergencia a una ballena. Su aparición en Irun se debía simplemente a que el falso cachalote estaba siendo trasladado a la capital española.

15 metros y 1.000 kilos

La escultura recrea a tamaño real un cachalote varado de 15 metros y 1.000 kilos de peso, y según explica el Ayuntamiento de Madrid, forma parte de 'Whale', un proyecto artístico que pone la mirada en el cuidado al medio ambiente y que estará instalado hasta el domingo en el estanque del Puente de Segovia.

En esta performance varios actores simulan ser científicos que interactúan con el cetáceo e invitan al público a participar como un agente más de la representación. La recreación se realiza al detalle, hay hasta olor a pescado y moscas revoloteando alrededor del animal.

El cachalote, este viernes en Madrid. / EFE

Este cachalote fue un encargo del Festival Internacional de Greenwich and Docklands al estudio Zephyr Wildlife, especializado en trabajos de esculturas hiperrealistas para museos, galerías y festivales.

La acción que desarrolla la asociación Captain Boomer Collective se ha llevado a cabo en ciudades europeas como Londres, Greenwich (Reino Unido), Valencia (España), Scheveningen (Holanda), Ostende y Amberes (Bélgica), Duisburg (Alemania), París y Rennes (Francia). Tras su paso por Madrid, la instalación viajará a Estados Unidos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos