'Pelo Malo', de Mariana Rondón, Concha de Oro a la mejor película

Marian Álvarez ganó la Concha de Plata a la mejor actriz por su interpretación en 'La herida', Jim Broadbent ovtuvo la de mejor actor por la película 'Le weekend', y la Concha de Plata que reconoce al mejor director fue para Fernando Eimbcke, por la película mexicana 'Club Sándwich'

DIARIOVASCO.COM , SAN SEBASTIÁN
Foto: Mariana Rondón exhibe la Concha de Oro con la que fue reconocida su película, 'Pelo Malo' :: RAFA RIVAS (AFP) | Vídeo: Tráiler de 'Pelo Malo'/
Foto: Mariana Rondón exhibe la Concha de Oro con la que fue reconocida su película, 'Pelo Malo' :: RAFA RIVAS (AFP) | Vídeo: Tráiler de 'Pelo Malo'

El Festival Internacional de Cine de San Sebastián clausuró ayer su 61 edición con una gala en la que se dio a conocer el palmarés completo y que reconoció a 'Pelo Malo', de Mariana Rondón, con la Concha de Oro a la Mejor película por unanimidad. Un dictamen que fue recibido con abucheos por parte del público que se congregaba en el patio de butacas del Kursaal. La propia cineasta fue la encargada de recoger el premio junto a la productora Marité Ugas y, muy emocionada a pesar de la fría reacción de la sala, repitió cuatro veces «eskerrik asko». «Gracias por elegir una película tan chiquita, que hice para librarme de la angustia de tanta intolerancia», señaló.

La venezolana se convirtió anoche en la cuarta mujer que consigue el máximo galardón del festival, la primera latinoamericana. «Pensar distinto, ser diferente no es un problema, es lo más hermoso que tiene un ser humano cuando se encuentra con el otro».

Recibida en la sala de prensa por contra con una gran ovación, no en vano las propuestas de su película fueron tema de conversación en muchos corros de periodistas, la directora dio de nuevo «mil veces gracias».

'Pelo malo' cuenta la historia de Junior, un niño mulato de 9 años que no tiene padre al que le crece un pelo obstinadamente rizado y cuya obsesión es alisárselo para la foto de la escuela, una determinación del pequeño que hace pensar a su madre en su homosexualidad.

«El debate está abierto y no lo abrí yo, esa solo es una de las intolerancias de las que habla la película -dijo Rondón-. Yo lo único que digo, y lo único que quiero es que, como sea, nos sentemos y hablemos de muestras diferencias».

La directora compareció con la productora Marité Ugas, con la que trabaja habitualmente repartiéndose el trabajo, quien recordó que el proyecto nació de un premio al cine en construcción y que la cinta, de apenas medio millón de dólares, ha sido una coproducción Venezuela-Perú-Alemania.

«Hacer cine siempre es difícil porque siempre hablamos del dinero, pero el dinero es el detalle, lo difícil es que la película te quede bien; afortunadamente -añadió-, hemos hecho una película suficientemente chiquitita como para que no me aturdiera, no ha sido lo más importante».

Y por último, y para envidia de la sala, Mariana Rondón aseguró que «lo más importante del cine venezolano es que está teniendo público yendo a las salas, y cuanto más vaya, mas exigente va a ser; este premio -resumió- en lo personal es muy importante, pero sobre todo es un compromiso para seguir haciéndolo mejor».

Conchas de Plata y premios de la Sección Oficial

La actriz Marian Álvarez ha ganó la Concha de Plata a la mejor actriz por su interpretación en 'La herida', una película que habla sobre el trastorno límite de la personalidad y que fue rodada entre Madrid y Gipuzkoa. La ópera prima de Fernando Franco recibió, además, un premio especial que el jurado decidió otorgarle por su «sensibilidad» y por «no mirar para otro lado».

Por su parte Jim Broadbent fue merecedor de la Concha de Plata al mejor actor por su trabajo en la francesa 'Le weekend', que firma el cineasta Roger Michell. El galardonado estuvo el pasado fin de semana en Donostia presentando el filme que ha competido en la Sección Oficial, pero ayer no pudo asistir a la clausura. En su nombre se leyeron unas palabras de agradecimiento, en las que Broadbent llegó a calificar el Zinemaldia como «el mejor festival del mundo».

La Concha de Plata para el Mejor Director fue para Fernando Eimbcke, por la película 'Club Sándwich'. El mexicano se lo dedicó a su esposa y sus hijos, y al equipo de trabajo del filme, «que nunca se dieron por vencidos y me acompañaron en este viaje».

Completaron el palmarés oficial el premio al Mejor Guión, que el jurado otorgó a Antonin Baudry, Christophe Blain y Bertrand Tavernier por la sátira de la política francesa que hacen en 'Quai d'Orsay', y el premio a la Mejor Fotografía, que fue a parar a manos de Pau Esteve Birba por su trabajo en 'Caníbal', el filme que firma Manuel Martín Cuenca.

Tras la gala se proyectó la premier mundial de 'The Young and Prodigious T.S. Spivet', la última película de Jean-Pierre Jeunet, director de éxitos como 'Amelié'.

Gala de Clausura